PREVENCIÓN

Protección Civil dispondrá de una aplicación informática para pedir ayuda a otros servicios en caso de incendio

Protección Civil dispondrá de una aplicación informática para pedir ayuda a otros servicios en caso de incendio
Incendio en el Hacho./archivo
Incendio en el Hacho./archivo  

Técnicos del Área de Coordinación de Emergencias (ARCE) - Protección Civil, de la Consejería de Gobernación, han participado en Madrid en la jornada organizada en la Escuela Nacional de Protección Civil, de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior,  en la que se ha abordado el dispositivo de coordinación ante incendios forestales,  con vistas a mejorar la eficacia en la respuesta de cara a la campaña de verano.

En este encuentro, en el que han participado representantes de todas las comunidades y ciudades autónomas, se ha abordado en exclusiva el protocolo a seguir cuando se declara un incendio forestal, así como la colaboración entre autonomías y la Administración General del Estado en el caso de que este tipo de siniestros no pudiera ser extinguido con los medios propios y fueran necesarios recursos extraordinarios, como la activación de la Unidad Militar de Emergencias  (UME) a través de la Dirección General de Protección Civil, o la solicitud de medios aéreos de extinción en caso de emergencia por incendios forestales.

Así, el protocolo incluye la implantación de una aplicación informática que permite a los departamentos de Protección Civil locales solicitar esos recursos extraordinarios y también ofrecerlos.

Recomendaciones

ARCE Protección Civil recuerda a la ciudadanía que las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres. En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.

Por este motivo, ya que el verano es la época en la que más incendios se producen, ARCE reitera que está prohibido encender fuego en los montes de la ciudad. Tirar botellas ni objetos de cristal acrecienta el riesgo de incendios y que si se queman rastrojos tiene que comunicarlo a los servicios de prevención de incendios. Además, recomienda que si se descubre un fuego cuando está iniciándose y no puede apagarlo con sus propios medios, lo razonable es retirarse de inmediato y avisar cuanto antes.

Si el fuego avanza rápidamente hay que alejarse por las zonas laterales del mismo, siempre en sentido contrario a la dirección del viento, nunca internándose en barrancos y zonas abruptas ni intentando escapar ladera arriba cuando el viento es ascendente. Nunca intente atravesar a pie o en vehículo carreteras y caminos afectados por el fuego o por columnas de humo y , en  el  caso de quedar rodeado por las llamas, avanzar hacia la zona más llana y con menos vegetación y tratar de pasar a lo ya quemado. Tumbarse en el suelo y respirar a través de una prenda mojada son otras de las recomendaciones, al igual que siempre hay que llamar al 1-1-2 .

ARCE también reitera que, cuando se produce un incendio, se impide el acceso a la zona por razones de seguridad, para evitar el colapso de las carreteras y para facilitar el acceso a los equipos de extinción.