CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

Ramos vuelve a anunciar un Plan de Movilidad Urbana Sostenible para combatir el ruido

Ramos vuelve a anunciar un Plan de Movilidad Urbana Sostenible para combatir el ruido
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno ceutí, Fernando Ramos, ha reconocido este martes en el Pleno que la Ciudad "tiene que tomar medidas" frente a la contaminación acústica aunque ha asegurado que ya está trabajando en ello con pasos como la estación de medición del ruido ubicada en el Puerto, que no ha sido uno de los puntos señalados por el MDyC como más afectados por esta problemática, especialmente aguda en el centro y Loma Colmenar.

Según Ramos ya existe una unidad móvil para medir los parámetros que se registran en cada parte de la ciudad y con sus resultados tocará "minimizar el impacto acústico". "De los Fondos FEDER hemos destinado 100.000 euros a esa unidad móvil", ha indicado el consejero, que también ha asumido que la explanada de embolsamiento genera un impacto de ruido "importante".

"Habrá que hacer un plan especial para aquella zona debido a la concentración de vehículos y personas que existe con la consiguiente afectación al vecindario", ha indicado a la portavoz del Movimiento, aunque para Fatima Hamed "el mejor informe que se puede tener son las continuas quejas de los residentes por quienes padecen el ruido".

En respuesta a Javier Varga, de Ciudadanos, que preguntó expresamente por las molestias que generaba el Hospital a los edificios anexos, Ramos ha explicado que hay un expediente abierto aunque el embolsamiento podría "distorsionar" los resultados de las mediciones concretas relativas exclusivamente al centro clínico.

La adopción de nuevas medidas de control del ruido se ha sometido a la aprobación de un nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible que realmente active iniciativas para dinamizar la introducción de vehículos eléctricos, por ejemplo, algo que el Gobierno de Vivas lleva años prometiendo. Según el consejero, ese documento, para cuya presentació no ha dado plazos, permitirá adaptar la desfasada normativa local a las directrices europeas.

En realidad han pasado ya casi cinco años desde que la Ciudad Autónoma dijo haberse adherido al proyecto europeo BUMP (Boosting Urban Mobility Plans), financiado por la Comisión Europea, con el objetivo de "promover la implantación de Planes de Movilidad Urbana Sostenible".