CONCIENCIACIÓN

El reciclaje va por barrios (y los contenedores de colores también)

El reciclaje va por barrios (y los contenedores de colores también)
ARCHIVO
ARCHIVO  

La Ciudad y Ecoembes han unido esfuerzos para dar un impulso a la escasa cultura del reciclaje de los ceutíes con una campaña centrada en la información y la concienciación que este sábado se ha instalado con su stand en la plaza Azcárate.

El reciclaje va por barrios. La reacción de los ceutíes que se acercan al stand de ‘Muévete por el reciclaje’ es muy diferente según la barriada en la que viven. En el centro abundan las dudas sobre qué reciclar en cada contenedor, mientras en la periferia la pregunta se convierte en una queja recurrente: ¿cómo voy a reciclar si en mi barrio no hay ni rastro de contenedores de colores y ni mucho menos un punto limpio?

“Las pregunta más habitual es porqué en su barrio no hay contenedores para reciclar”, explica Lola Fernández, una de las encargadas de atender a los ciudadanos en este stand móvil con el que viajan por la ciudad para concienciar aclarar dudas e informar, aunque lo más habitual es recibir quejas. “Hay mucha gente que sí tiene la cultura del reciclaje pero faltan contenedores”.

“Yo soy la primera en quejarme de que no hay contenedores de reciclaje en mi barrio y tengo que bajar al centro o a Hadú para poder reciclar”, dice una de las informadoras, que cree que la falta de puntos limpios es el principal problema para difundir la cultura del reciclaje en la ciudad autónoma. “Tener contenedores de colores visibles te lleva a usarlos”, apunta Jose Gracia, responsable de la campaña de concienciación e información ‘Muévete por el reciclaje’, que este sábado ha amanecido en la plaza Azcárate y esta tarde visitarán los alrededores del supermercado Mercadona en el Sardinero. “La concienciación va por barrios, hace falta más conciencia, pero también más información y más presencia”, reflexiona Gracia y sobre todo, “hay que escuchar más a los niños”. “Los chicos y las chicas son los más sensibilizados y os que tiene más información, ellos en casa son lo que machacan con el mensaje”. “hace falta medios, recursos y conciencia, y por el camino, información”, resume Jose Gracia.

El tetrabrik sigue siendo la gran incógnita ¿papel o plástico? Plástico, aclaran desde Ecoembes. El cartón del envase está recubierto de aluminio y debe ir al contenedor amarillo. “El reciclaje de aluminio es un proceso muy valioso para ahorrar en recursos. Al reutilizar el metal, se evita el gasto que supone la fabricación de aluminio desde cero. Para reciclarlo, basta con fundir el aluminio y volver a darle forma, un procedimiento que cuesta mucho menos dinero y energía que el proceso original”, explica Ecoembes en su web. Pero, ojo: quite el tapón de plástico y la rosca, que se recogen y reciclan aparte. “Hay muchas confusiones con los tetrabrik y los contenedores acaban con impropios”, lamentan. Unos “impropios” que anulan la posibilidad de reciclar el resto del contenedor.

Pero no es, ni mucho menos, la única duda, ni la única queja. ¿El cristal y el vidrio son lo mismo? “La gente los confunde y si se rompe una vajilla lo tiran en el contenedor de vidrio y es un impropio”, avisan desde Muévete por el Reciclaje. “También hay muchas quejas porque no hay contendores para reciclar el aceite usado”, añaden desde Ecoembes. Y, de momento, tampoco hay noticia de que vayan a llegar a Ceuta los contenedores marrones, los destinados a la materia orgánica, conocida como fracción res

El reciclaje va por barrios (y los contenedores de colores también)