CEUTA SIN PLÁSTICO

“Recogiendo basura en el monte hemos encontrado hasta cintas de radiocasete”

“Recogiendo basura en el monte hemos encontrado hasta cintas de radiocasete”
Recogida de plástico y basura. Foto: Movimiento Ceuta sin Plástico
Recogida de plástico y basura. Foto: Movimiento Ceuta sin Plástico  

Nació como una iniciativa personal y hoy es un movimiento ciudadano. ‘Ceuta sin Plástico’ reúne cada domingo a decenas de ceutíes para luchar contra la ‘basuraleza’. Si quiere unirse a ellos, este domingo, desde las 10.00 horas estarán en Fuente Caballos.Hace solo unos meses, Cristian León tomó por costumbre ir recogiendo plásticos en la playa cuando sacaba a pasear a su perro. Hoy es un movimiento ciudadano en toda regla que cada domingo se organiza para luchar contra la ‘basuraleza’, la plaga de plásticos, envases y desechos de todo pelaje que se comen nuestros montes, acantilados y playas.  

“Recogiendo plástico en el monte hemos encontrado hasta cintas de radiocasete”, asegura León. Plástico, colillas, pilas.. Cualquier cosa que no deba estar en la Naturaleza es su objetivo. Aunque encuentran de todo, incluso una señal de tráfico o una lata de Coca Cola de 2004”, explica, consciente de que es señal de que hace mucho que no limpian algunas zonas del campo exterior o el litoral. “Es basura que lleva décadas”. No suelen contabilizar ni pesar lo que recogen, pero un día sí lo hicieron y en una sola jornada habían quitado de las playas 300 kilos de plástico.

Ellos, explica León, escogen además zonas de más difícil acceso, no solo las playas. A su juicio, muchos de los puntos negros se concentran en la zona de las calas de Santa Catalina y San Amaro, así como la zona de los alrededores del CETI. Aunque puntos negros de basura y chatarra son tantos que es injusto resaltar alguno.

Ceuta sin Plástico es un movimiento ciudadano, pero no político. No reivindica, no señalan, no acusan ni denuncian, subraya Cristian, impulsor de este movimiento.  Tampoco a la Administración. “Los culpables somos todos”, insiste, poniendo el caso de La Ribera como ejemplo. Cada tarde, al ponerse el sol, la cala más cuidada de Ceuta parece un campo de batalla, plagada dela basura que han dejado tras de sí los bañistas. Minutos después pasan los servicios de limpieza y queda todo como una patena. Y al día siguiente, vuelta a empezar.

“Empieza por uno mismo”, explica, dejando claro que lo suyo no es una denuncia sino un llamamiento a la conciencia de todos. Así que insistimos: Si quiere unirse a ellos, este domingo, desde las 10.00 horas estarán en Fuente Caballos.

Ceuta sin Plástico