Sanidad Ambiental intensifica sus actuaciones de control de plagas y aún así crecen las denuncias


Sanidad Ambiental intensifica sus actuaciones de control de plagas y aún así crecen las denuncias

- En julio alcanzó la cifra de 60.000 actuaciones entre desratizaciones y desinsectaciones, en todo 2015 hizo 93

- Han subido el número de actuaciones programadas dado que el clima está favoreciendo la proliferación de estas poblaciones

- En 2015 la Ciudad actúo a requerimiento de vecinos 14.153 veces, hasta julio ya sumaba 11.625 peticiones, el 82 por ciento de todas las recibidas el pasado año

La Consejería de Sanidad, Consumo y Menores, mediante el Servicio de Control de Plagas del área de Sanidad Ambiental, llevó a cabo en todo 2015 unas 93.000 actuaciones de desinsectación y desratización y solo entre enero y julio de este año han sido casi 60.000 las practicadas.

De las 93.140 actuaciones realizadas en 2015, un total de 78.987 se correspondieron con trabajos programados y el resto (14.153) obedeció a denuncias de particulares. En cuanto a las 59.963 actuaciones desarrolladas el primer semestre del año en curso, de las que 23.883 fueron de desratización y 24.459 de desinsectación, 11.621, apenas 2.500 menos que las de todo 2015, fueron en respuesta a denuncias de particulares.

La razón está en que Sanidad Ambiental ha intensificado este verano su trabajo ante las condiciones climatológicas registradas desde junio, que han favorecido la presencia de esas poblaciones y, por ende, incrementado el número de denuncias particulares. De hecho, este servicio municipal ha venido trabajando desde las 7.00 horas para prestar atención urgente a esos avisos y poder cumplir la planificación establecida para las acciones regulares y continuas con las que Sanidad no solo controla las poblaciones animales nocivas, sino que además lo hace limitando el impacto sobre la salud, el coste y el deterioro medioambiental.

Planificación y persistencia

Los pasos que sigue el control integral de plagas que desarrolla Sanidad se resumen en los siguientes: diagnosticar la situación, planificar las actuaciones (limpieza, higiene y saneamiento; métodos pasivos; métodos activos tanto físicos y mecánicos como químicos y biológicos), controlar y seguir la ejecución, y evaluar los resultados (si el problema ha desaparecido, la Consejería establece medidas de vigilancia; si el problema persiste, desarrolla un nuevo plan integrado).

Esa es la manera de proceder de forma continuada en locales y lugares públicos y de competencia de la Ciudad, así como en todos aquellos lugares que, aun no formando parte de la programación, presentan problemas de insectos o roedores, una vez que Sanidad Ambiental recibe el correspondiente aviso o denuncia, que atiende de forma gratuita.

Además, realizadas esas actuaciones a demanda de particulares, asociaciones vecinales... Sanidad comunica al interesado la ejecución de trabajo para que tenga constancia de ello y, cada mes, estudia estadísticamente cuáles han sido esas actuaciones para conocer las zonas en las que puede ser preciso intensificar el trabajo.

Personal con formación específica

En la práctica, son cinco las personas que, con la formación requerida, ejercen como aplicadores y ejecutan las acciones debidas en el alcantarillado, de acuerdo con un plan quincenal que se remite a la Consejería de Media Ambiente y Sostenibilidad y a la empresa municipal Obimace, adscrita a la Consejería de Fomento.

Para el desarrollo de estas acciones, Sanidad divide Ceuta en nueve sectores, en los que se integran todas las barriadas: Benzú-Benitez, Príncipe-Tarajal, La Libertad, Villajovita-Zurrón; Hadú-San José-Los Rosales, Morro-Hospital Militar, Puertas del Campo, centro y Hacho.