CONVENIO

Sanidad concede 4.000 euros para el control de las colonias de gatos callejeros

Sanidad concede 4.000 euros para el control de las colonias de gatos callejeros
Convenio Comunidad gatuna
Convenio Comunidad gatuna  

La consejera de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad, Adela Nieto, ha firmado en la Sala de la Rotonda del Palacio de la Asamblea el convenio de colaboración con la asociación Comunidad Gatuna. El acuerdo supone una inyección de 4.000 euros para la asociación, que a cambio se compromete a realizar labores de educación en colegios, a captar y formar voluntarios, realizar concienciación sobre los gatos en los barrios y mantener en perfecto estado las 20 colonias de gatos que supervisan, de las aproximadamente 90 que existen en la ciudad. El convenio incluye la obligatoriedad de realizar un control poblacional de los felinos, así como de mantener las colonias en condiciones óptimas de higiene y limpieza.

La asociación se compromete además a prestar cuidados no veterinarios que mejoren la calidad de vida de la población gatuna, la aplicación de tratamientos pre y post castración (labor que asume la Ciudad) y a crear y actualizar además un registro de voluntarios para asegurar el buen funcionamiento de las colonias y su adecuada gestión. El convenio tiene un importe de 4.000 euros. Desde la Asociación que capitanea, Toñi Palomino, se ha explicado que el pasado año llevaron a cabo 15 castraciones con un coste de 2.000 euros e invirtieron la otra mitad en esos cuidados pre y poscastración de los gatos de sus colonias.

Fe de erratas: Inicialmente en la primera versión de esta noticia se afirmaba que el convenio entre la Ciudad y la asociación Comunidad Gatuna era para el desarrollo de la TNR -captura, castración y posterior suelta de gatos- en las colonias que supervisa esta entidad. Esta información facilitada por el gabinete de comunicación del propio Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta no es correcta, ya que sí existe otro contrato de mayor cuantía, 30.000 euros, que habría ganado la Protectora de Animales, para después renunciar a él antes del pasado 19 de abril.