Los sauces de la Catedral, primeras víctimas de la reforma de la plaza de África

Sauce tallado junto a la catedral

Los primeros trabajos para la obra de remodelación de Gran Vía, Plaza de África y Jáudenes se ha cobrado sus primeras víctimas: los sauces que flaqueaban la catedral de Ceuta. Cuatro ejemplares que jalonaban la acera y que han ido cayendo bajo los dientes de una motosierra.

Los árboles, molestos para el proyecto urbanístico pensado para la zona, han sido talados para favorecer la peatonalización de la zona y la "expansión de los límites" de la actual plaza de África que perderá sus plazas de aparcamiento y al parecer también los árboles que han dado sombra y carácter a este rincón de la antigua Ceuta.

No será la única 'zona verde' de los alrededores que desaparecerá con la obra de reforma. El pequeño jardín con arbolado y plantas que rodean las ruinas de la cripta del convento de los Trinitarios desaparecerán para dar cabida al monumento de ladrillo con una hornacina de la Virgen de los Remedios y motivos recordando al Cristo de Medinaceli y el Pendón Real de los portugueses.