Los socialistas critican por incoherente y desproporcionada la nueva normativa de espacios públicos


Los socialistas critican por incoherente y desproporcionada la nueva normativa de espacios públicos

- El PSOE considera que las ordenanzas de Buen Uso de los Espacios Públicos y Reguladora de la ejecución subsidiaria de sanciones económicas son, en su redacción actual, ejemplo de la "mala gestión" de Bel

- El segundo grupo de la oposición en la Asamblea pide que se gradúen las sanciones económicas contempladas atendiendo al daño causado por cada infracción y que se integre la nueva normativa con el resto

El PSOE de Ceuta ha presentado varias alegaciones a las ordenanzas sobre Buen Uso de los Espacios Públicos y Reguladora de la ejecución subsidiaria de sanciones económicas, en materia de Medio Ambiente, mediante la realización de trabajos en beneficio de la ciudad que fueron aprobadas inicialmente y publicadas en el BOCCE el pasado 22 de febrero tras su primer paso por el Pleno, adonde volverán el próximo 8 de abril para su ratificación definitiva. Los socialistas esperan que ese trámite sirva para remodelar su redacción actual, que consideran "incoherente" y "desproporcionada" en las sanciones que contempla, a fondo.

Según han explicado las secretarias de Organización y Medio Ambiente de la Ejecutiva socialista, Milagros García y Candelaria Gutiérrez, ambos textos son, por sus defectos, ejemplo de la "falta de seriedad y capacidad" con que según su punto de vista trabaja la consejera del área, Yolanda Bel, y de su "dejación" y "mala gestión".

"En sus términos actuales la Ordenanza sobre Buen Uso de los Espacios Públicos es un despropósito, un batiburrillo sin estructura que no ha sido pensado como debería, por lo que no pasa de ser una recopilación de conductas que ya estaban contempladas en la normativa a la que se han incluido otras con la simple intención de contentar a todos", ha lamentado García.

A juicio de los socialistas ceutíes este tipo de textos "no se puede elaborar a base de impulsos para ganar votos" ni redactar su catálogo de sanciones "fuera de todoo sentido común". En ese sentido, la número 2 de la candidatura del PSOE a los próximos comicios ha llamado la atención sobre cómo se pueden calificar ahora de leves conductas que en otras normas están tipificadas como muy graves, "penar con hasta 900 euros vertidos medioambientales y con hasta 1.500 bañarse en una fuente o incrementar un 1.000% las sanciones previstas por cortar flores sin autorización".

"No es serio resumir en siete palabras, 'Desprendersse de los residuos no utilizando contenedores', conductas que en otras normas ocupan más de cien artículos", ha completado su crítica general García, evidentemente disconforme con una Ordenanza "que no distingue el tipo de infracción ni el daño que ocasiona", "que aplica sanciones incoherentes con la gravedad de lo vetado" o "que regula lo que ya lo está en otras normas municipales".

Por todo ello el PSOE ha formulado varias alegaciones con el propósito de que la Consejería de Medio Ambiente se avenga a "unificar criterios", a "graduar" las multas para hacerlas "más proporcionales en función del daño causado" y a introducir la perspectiva de género y un lenguaje no sexista en su redacción, entre otras solicitudes.

Arrepentimiento

Gutiérrez ha explicado que los socialistas también reclaman que la Ordenanza de trabajos en beneficio de la comunidad, "positiva en esencia", debería eliminar el límite máximo de edad para poder pagar de esa forma y no con dinero la realización de conductas consideradas infractoras.

"También creemos que debería tenerse en cuenta el arrepentimiento y la voluntad de restaurar el daño causado antes de la apertura del procedimiento administrativo", ha señalado la miembro de la Ejecutiva socialista, que ha hecho un aparte para lamentar que el Ejecutivo local se haya lanzado a elaborar estas normas sin antes ofrecer a la ciudadanía espacios como un 'botellódromo'.

Lea también:

- UDCE propone reducir de 3.000 a 500 euros la multa más cuantiosa por infracciones ambientales

- Bel recuerda que quien va por la calle "como Dios manda" no tiene por qué temer a las ordenanzas

JSCE urge a Bel a habilitar un 'botellódromo' y considera "desmedida" su nueva ordenanza

El Pleno aprueba provisionalmente las nuevas normas de Bel para ordenar el uso del espacio público

- La Ciudad se propone multar con entre 1.501 y 3.000 euros el 'botellón' en la calle y el Poblado