SELLADO

Tragsa concluye que el Parque de Santa Catalina es un erial porque se puso "poca" tierra y "mala"

Tragsa concluye que el Parque de Santa Catalina es un erial porque se puso "poca" tierra y "mala"
Infografía de cómo quedaría el Parqu y resultado real actual.
Infografía de cómo quedaría el Parqu y resultado real actual.  

El Parque de Santa Catalina, los 60.000 metros cuadrados que el Gobierno prometió hace siete años convertir en "la mayor zona verde" de Ceuta es un erial y no solo porque en el área azote mucho el viento. El informe que la Ciudad Autónoma solicitó a Tragsa concluye que el factor principal es que en la última fase del sellado del antiguo vertedero, en el que se han invertido unos 12 millones de euros, se puso "poca" tierra y "mala".

El Ejecutivo local no ha accedido a facilitar a Ceutaldia.com el dictamen elaborado por la sociedad pública estatal pero fuentes de la Consejería de Medio Ambiente han explicado que sus conclusiones apuntan con toda claridad a que la capa de manto colocada sobre la superficie plástica que aísla el viejo vertedero es exigua y de tan mala calidad que, en algunos puntos, ni siquiera se pudieron hacer catas para analizar la superficie.

Según los técnicos de Tragsa que han hecho el informe y la interpretación que del mismo han hecho los biólogos de Obimasa, en Santa Catalina la adjudicataria de la segunda fase de ejecución de la restauración de la zona, ‘Intervías’, depositó tierra “degradada” en una cantidad "insuficiente" que, además, la escorrentía de aguas pluviales ha eliminado hasta el punto de que en varios sitios es posible ver la capa plástica inferior.

El Gobierno de Vivas ha pedido ahora a Tragsa que elabore un presupuesto sobre cuánto costaría poner el manto de tierra que sería necesario para, a su vez, sembrar o colocar las especies vegetales que a su juicio sí serían viables en ese punto de la geografía local. La Ciudad Autónoma desembolsó en vísperas de las últimas elecciones unos 300.000 euros solo en plantas para repoblar la zona hasta con olivos que salieron a mil euros por tronco.

La inversión total en el Parque ha superado los 10 millones de euros, más de ocho invertidos en la primera fase y los 1,2 millones de presupuesto que absorbió la segunda, adjudicada a 'Intervías' para la restauración vegetal y mejoras en elementos de seguridad, accesos y alumbrado, todo ello con el objetivo de "construir un espacio que conjugase los objetivos medioambientales con los sociales".

El planteó ocho plataformas de concepción circular situadas a distintos niveles y entrelazadas mediante sendas de recorridos serpenteantes. La financiación del proyecto fue con cargo al Fondo de Cohesión, de manera que la Ciudad aportó solo el 20%, salvo en la parte relativa a los elementos de seguridad, accesos y alumbrado, incluida en la segunda fase, que sufragó íntegramente