RÉCORD DE DELFINES MUERTOS

El triste final de la hembra de delfín que no quería abandonar a sus crías muertas

El triste final de la hembra de delfín que no quería abandonar a sus crías muertas
Rescate delfín 2
Rescate delfín 2  

La playa de Calamocarro fue este martes el escenario del rescate más triste del verano para los voluntarios del Centro de Estudios y Conservación de Animales Marinos (CECAM): una hembra de delfín que se negaba a abandonar a sus dos crías muertas. Una escena desgarradora que sabían por experiencia que iba a acabar mal, como así fue. El animal murió en el trayecto.

La hembra de delfín varada en la playa de Calamocarro, en estado de shock por la muerte de sus crías, no resistió el traslado hacia las instalaciones del  Centro de Estudios y Conservación de Animales Marinos (CECAM) y murió en el camino. Una maniobra que criticaron algunos de los bañistas “En estos casos es muy difícil la recuperación, los delfines son animales muy empáticos, sobre todo con sus crías”, explica. Los casos de delfines vistos arrastrando a sus crías o dejándose morir junto a ellas son habituales en una especie en la que se ha documentado que atraviesa una fase de duelo ante la pérdida de un ser querido.

Además, explican desde el CECAM, aunque hubiesen logrado levarla a alta mar, con la ayuda del Servicio Marítimo de las Guardia Civil, como estaba planeado, no habría servido de mucho, lamentan. “Es también muy difícil porque lo más probable es que no encuentre a su manada o que la que encuentre no sea la suya y la tiene que aceptar y se desorientan, son animales que no van en solitario sino en manada”, explica, “sabíamos que ese animal no iba a sobrevivir, pero había que intentarlo”.