SIN INCIDENCIAS

La tromba de la noche del viernes deja 15,8 litros por metro cuadrado en una hora

La tromba de la noche del viernes deja 15,8 litros por metro cuadrado en una hora
Aún este sábado por la mañana los paraguas eran la tónica./archivo
Aún este sábado por la mañana los paraguas eran la tónica./archivo  

Cuando el cielo se abrió este viernes sobre las diez de la noche dejó caer sobre Ceuta 15,8 litros de agua por metro cuadrado durante la siguiente hora, según figura en los datos recogidos por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Una cantidad que se rebasa los niveles de lluvia con los que normalmente se programan alertas cuando la previsión indica que se pueden rebasar.

Ceuta no figuraba este viernes dentro de ninguna alerta de la Agencia, si bien, si lo estaba el Estrecho y el litoral gaditano, un leve desvío de la tormenta hacia el sur provocó que parte de la lluvia en tromba que se esperaba regara la ciudad autónoma y lo hiciera con mucha fuerza.

Por fortuna la tormenta, que vino acompañada de aparato eléctrico no provocó grandes desastres en la ciudad, Bomberos tan sólo realizó 5 salidas relacionadas con el fenómeno meteorológico y ninguna de gran impacto para la vecindad, en su mayoría arquetas levantadas y sólo una vivienda inundada en Príncipe Alfonso cuyos ocupantes no necesitaron acogerse a los servicios de Alojamiento Alternativo, según han confirmado desde Gobernación.

El resto de la madrugada siguió lloviendo aunque ya lo hizo con mucha menor intensidad, por debajo siempre del litro por metro cuadrado en una hora. Sólo en la mañana de este sábado a las 9 se rebasó esa cantidad 1,8 litros por metro cuadrado y a mediodía 3,4 litros.

El aviso amarillo que existía para el viernes en el litoral gaditano ya no existe y ni Ceuta ni sus cercanías se encuentran bajo alerta alguna. El mal tiempo se desplaza a Cataluña (no es una metáfora). Según la predicción de AEMET en Ceuta aún podrían caer algunas gotas hasta las 18 horas de este sábado o a última hora del día, pero en cualquier caso poca lluvia cabe esperar. Para la jornada del domingo la previsión es cielos despejados con temperaturas entre 17 y 20 grados y viento de poniente flojo que rolará a levante a última hora del fin de semana.