Albiol pide a la UE que obligue a España a “acabar con las devoluciones en caliente” en Ceuta y Melilla

La eurodiputada Marina Albiol, en una imagen de recurso.

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha instado al reponsable de Inmigración de la Comisión Europea, Dimitris Avramopoulos, a obligar al Estado español “a poner fin a las devoluciones en caliente en las vallas de Ceuta y Melila” para cumplir con la sentencia del Tribunal de Derechos Humanos (TEDH) de la Unión Europea, que acaba de condenar al Gobierno por incumplir la Convención Europea de Derechos Humanos.

“Son una práctica inhumana e ilegal que se aplica de forma sistemática en la frontera Sur, y esta sentencia confirma que España viola los derechos humanos, así como la legislación europea”, ha opinado la eurodiputada en un comunicado. “Esperamos que Avramopoulos traslade la exigencia de inmediato a las autoridades españolas para poner fin a las devoluciones en caliente”, ha dicho después de haber reenviado por correo electrónico al comisario la sentencia del TEDH.

Albiol ve en la sentencia “una muy buena noticia” que a su juicio “confirma lo que desde las organizaciones llevan años denunciando: que vulnera la Convención de Ginebra y la Convención europea de derechos humanos”.

La portavoz de IU ha insistido en que “las devoluciones en caliente son un práctica sistemática en las vallas de Ceuta y Melilla” y que “en muchas ocasiones van acompañadas de episodios de violencia contra las personas migrantes o refugiadas que intentan saltar, tanto por parte de la Guardia Civil como de las Fuerzas auxiliares marroquíes”.

En este sentido, cree que “al Gobierno y al Ministerio de Interior se le acaban las excusas para seguir manteniendo estas políticas”, pero “en cualquier caso, tampoco hay que olvidar que la UE las ha permitido porque no son sino una herramienta más al servicio de la Europa fortaleza”.