MARRUECOS

Alí pide a Vivas que se replantee la supresión de la excepción Schengen: “Esa medida huele solo a bronca”

Alí pide a Vivas que se replantee la supresión de la excepción Schengen: “Esa medida huele solo a bronca”
Juan Vivas, presidente de la Ciudad.
Juan Vivas, presidente de la Ciudad.  

El portavoz de Caballas pide al presidente Vivas que se replantee su propuesta de supresión de la excepción Schengen que permite la entrada en Ceuta de tetuaníes sin visado. “Esa medida huele más a bronca que otra cosa”, reprocha, alertando de que Marruecos podría responder exigiendo visado también a los ceutíes.  “Hay que exigir medidas al Gobierno de España, nosotros no estamos en condición de pelearnos con el gobierno marroquí”, advierte

La propuesta de Caballas pasaba por la implantación de una renta mínima en Ceuta para intentar paliar el impacto de la nueva actitud de hostilidad de Marruecos en la frontera del Tarajal, pero terminó siendo un debate entre Mohamed Alí y el presidente Vivas sobre la respuesta que debe dar la Asamblea ante una situación que Caballas cree “apocalíptica” y el propio presidente Vivas considera una “encrucijada”, una “situación límite, dramática y desesperada”.

Pero aunque compartan diagnóstico, Caballas desconfía de “medidas que huelen más bronca que a otra cosa”, como la propuesta de supresión de la excepción Schengen que permite la entrada en Ceuta de tetuaníes sin visado. “¿Ha pensado lo que puede hacer Marruecos?”, alertaba Alí, recordando que la respuesta del Reino Alauí podría ser incluso peor, reclamando visado también a los ceutíes. “Hay que exigir medidas al Gobierno de España, nosotros no estamos en condición de pelearnos con el gobierno marroquí”, reflexionaba el portavoz localista, lamentando que en cambio, el Gobierno de Ceuta recurre a la “dialéctica pura, que no sirve para nada”.

Para Mohamed Alí, además, el Gobierno “debe hacerse mirar” la actitud hostil hacia el Gobierno PSOE-UP. “Atacar gratuitamente (a Podemos) es una estrategia que perjudica gravemente los intereses de esta ciudad”, advertía Alí, “si quieren hablar de Venezuela y de Cuba poco impacto va atener cualquier propuesta que le hagamos al Gobierno de España (…) ,”de Vox no espero esa altura de miras, pero un partido de Gobierno debería hacérselo ver, está en juego la supervivencia de esta ciudad”.

“La actitud de hostilidad de Marruecos está condicionado claramente la economía de nuestra ciudad y esto tiene consecuencias sociales que Gobierno o no valora como debiera o pretende ignorar”, explicaba Alí, abogando por la implantación de una renta mínima, tal y como plantea Unidas Podemos, “partido en el Gobierno” en su programa electoral. 

“Visto lo visto no confiaría mucho en que la renta básica se lleve adelante, será una más de las promesas incumplidas de ese partido”, ironizó el portavoz popular Carlos Rontomé, que reprochó el tono de la propuesta. “Habla de Ceuta como un pueblo sin alma, carente de orgullo… Quizá no hacía falta de tanta literatura”, reprochó Rontomé, rebatiendo también las acusaciones de pasividad de PP y PSOE ante las agresiones de Marruecos recordando la crisis de Perejil, en la que el Gobierno de Aznar estuvo dispuesto a actuar con decisión no ya para defender Ceuta, sino para defender “un pequeño territorio en el que no estaba clara la situación jurídica”.

En lo que al fondo de la propuesta se refiere, Rontomé rechazó la posibilidad de una renta básica “que no dicen en qué consiste”. El portavoz popular dudó de la eficacia de “una supuesta ayuda o un subsidio dado a cualquier persona por el hecho de existir”, una idea que s era puesto en práctica en Finlandia entre 2017 y 2019 “y que fue un fracaso”. 

Rontomé recuerda además que sería necesaria una reforma tributaria integral y una notable subida de impuestos que “superaría nuestras capacidades”. “Ya existe una política de prestaciones sociales, una de las más altas de España, ya hay recursos como el IMIS, el 80 por ciento de los hogares por debajo del umbral de la pobreza recibe ayudas….”, enumeró Rontomé desechando la propuesta que finalmente solo recabó los 13 apoyos de PSOE, MDyC, Caballas y diputados no adscritos, siendo rechazada por los 13 votos de PP y Vox.