CON AYUDA DE TORRADO Y MÁRQUEZ

Arias Cañete simuló ser residente en Ceuta para beneficiarse de las bonificaciones al IRPF

Arias Cañete simuló ser residente en Ceuta para beneficiarse de las bonificaciones al IRPF
Miguel Arias Cañete
Miguel Arias Cañete  

La Agencia Tributaria abrió inspección en 2013 sobre la declaración de la renta de 2011 del entonces ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, al detectar que pese a que residía en Jerez de la Frontera, había simulado gastos en Ceuta, donde aún tiene su empresa petrolera, para beneficiarse del régimen fiscal especial de la ciudad autónoma, según desvela El Confidencial Digital.  Un fraude en el que habría contado con la complicidad del presidente de la Autoridad Portuaria, José Torrado, y el ex diputado nacional por el PP, Francisco Márquez.


La Agencia Tributaria obligó Miguel Arias Cañete a pagar 15.451 euros bonificados fraudulentamente en 2011 simulando su residencia en Ceuta para acogerse a las ventajas fiscales que permiten rebajas del 50 por ciento en el IRPF.  Una sanción que sirvió además para descubrir que siendo diputado negociaba con cargos de Ceuta en nombre de su empresa, en contra de lo que declaró al Congreso, según desvela El Confidencial Digital.

Una decisión que ratificó en 2016 el Tribunal Económico Administrativo Regional de Madrid, órgano del Ministerio de Hacienda: "La documentación aportada prueba la prestación de servicios de asesoramiento jurídico sobre las modificaciones del planeamiento urbanístico de Ceuta que incluía negociaciones con la presidencia de la ciudad autónoma, prueba también la realización de negociaciones con la Autoridad Portuaria con la finalidad de ampliar las instalaciones de la compañía en la zona portuaria. Sin embargo, el interesado tiene su despacho profesional en Jerez de la Frontera y, por consiguiente, no es razonable pensar que el 100% de los trabajos realizados para la prestación de los referidos servicios se llevaran a cabo desde Ceuta sin intervención alguna de los medios materiales y personales que tienen su sede en Jerez alegando que la empresa solo opera en Ceuta y que por lo tanto él trabajaba allí y que tenía derecho a las ventajas fiscales de la ciudad autónoma aunque no residiera allí, argumentando que "el beneficio fiscal está orientado a incentivar tanto la residencia en Ceuta como el establecimiento de empresas en esa ciudad o el desplazamiento de profesionales y trabajadores desde el resto del territorio nacional a esa plaza extrapeninsular".

La ayuda de Torrado y Márquez

Arias Cañete presentó como aprueba de su residencia en Ceuta, según ECD, un certificado del presidente de la Autoridad Portuaria de Ceuta, José Torrado López, según el cual "en 2011 el recurrente realizó ante la Autoridad Portuaria de Ceuta tareas de asesoramiento jurídico, dirigidas a desarrollar las posibilidades de ampliación de Petrolífera Ducar en los nuevos desarrollos portuarios". La información de El Confidencial añade un dato más para contextualizar la relación entre el presidente de la APC y el ex ministro: "Este (por Torrado) fue el que firmó en 2016 la ampliación de la concesión (de la petrolífera Dúcar) hasta 2032".

La información revela "otro apoyo relevante", el del consejero de Relaciones con otras Administraciones de Ceuta y diputado en el Congreso, Francisco Márquez,   que avaló por escrito que Arias Cañete "realizó diversos desplazamientos a la ciudad de Ceuta, manteniendo relaciones de trabajo para estudiar las posibilidades y determinaciones del traslado de las instalaciones de almacenamiento de combustible".

Hasta que de 2011 jurara su cargo como ministro, Miguel Arias Cañete ejercía de presidente y accionista de Petrolífera Ducar, con sede en la ciudad, propiedad de su familia política que era controlada desde una empresa pantalla en Holanda —Havorad BV— y con accionistas desconocidos en el paraíso fiscal de las Antillas Holandesas. Pese a todo, Cañete mantuvo sus acciones siendo ministro, pero tuvo que venderlas al ser nombrado comisario en 2014 a petición de la Eurocámara.