Las ‘black’ de Caja Madrid de Rodolfo Benito (CCOO) y Antonio Romero (PSOE) dejaron huella en Ceuta

Las ‘black’ de Caja Madrid de Rodolfo Benito (CCOO) y Antonio Romero (PSOE) dejaron huella en Ceuta
Pagina de El Faro del 29 de septiembre de 2014
Pagina de El Faro del 29 de septiembre de 2014  

- Rodrigo Rato no gastó nada cuando visitó Ceuta ya siendo presidente de Bankia y recibió como regalo unos gemelos de manos de Juan Vivas

- Otra ilustre del PP con tarjeta, la ya fallecida María Mercedes de la Merced a la que el PP local dedicó una inusual loa cuando falleció, también visitó Ceuta sin desenfundar su ‘black’

- Romero sigue figurando aún este mes de octubre como consejero de la empresa editora que sirve a la Fundación Sistema que preside Alfonso Guerra y en la cual figura también como patrono todavía el ex consejero de Caja Madrid


Antonio Romero Lázaro, ex número dos de Rafael Simancas en el PSOE de Madrid, vicesecretario general y secretario de Organización, según los tiempos, y uno de los 86 consejeros que tiró de ‘black’ de Caja Madrid para vivir una vida más fácil, (246.857,29 euros gastados en 2.103 apuntes entre los que hay paquetes turísticos de más de 2.000 euros) estuvo en Ceuta. Y como no, tiró de 'black'. Igual que Rodolfo Benito, el que fuera presidente de la Fundación Primero de Mayo y mano derecha del secretario general Fernández Toxo y apoyo y enlace entre Madrid y Ceuta en el sindicato. Entre los dos algo más de 200 euros gastados en la ciudad, apenas una gota de agua en el enorme lodazal de las tarjetas opacas de Caja Madrid y Bankia que llegan a rebasar los 15 millones de euros en gastos de sus 86 consejeros.

España aún era inocente. La corrupción generalizada era una cosa de los italianos, como lo de ganar mundiales y eurocopas jugando al fútbol. Corrían los últimos días del mes de septiembre de 2005, Alonso celebraba su mundial con Renault y Rodolfo Benito, ex secretario de Organización de Comisiones Obreras se dejaba caer por Ceuta para acompañar al máximo responsable de la Federal del sindicato de la entonces federación de Actividades Diversas, Jesús Fernández.

Pasaban sólo dos minutos de las seis y cuarto de la tarde de aquel martes 27 de septiembre del año 2005 cuando Benito, todo un pata negra de Comisiones Obreras, realizó una compra en una de las tiendas de Almacenes San Pablo por un valor de 79,85 euros. La compra no tendría ninguna importancia si no fuera porque Benito la pagó con una tarjeta de la entonces Caja Madrid dirigida por Blesa –hoy imputado-. Una tarjeta ‘black’, supuestamente opaca a Hacienda.

Así figura en el despliegue que algunos medios nacionales han ofrecido desglosando uno a uno cada cargo de las tarjetas de los 86 consejeros de la caja y luego el banco que dispusieron de una de estas tarjetas privilegiadas que resolvían cualquier asunto sin falta de liquidez.

Rastrear la presencia de Benito en Ceuta en aquella ocasión resulta complejo, dado que el sindicalista no participó en ningún acto público y se limitó a acompañar al secretario general de la federación de Actividades Diversas de Comisiones Obreras, de cuya rueda de prensa dan cuenta los diarios El Faro de Ceuta y El Pueblo de Ceuta en sus ediciones del jueves 29 de septiembre de 2005, en las fotos de la rueda de prensa, Benito no aparece.

Benito desembarcó en el Consejo de Administración de Caja Madrid a finales de 2003 y su primer gasto con tarjeta ‘black’ tiene fecha del 13 de octubre de 2003. Fueron 114,40 euros en un restaurante de 4 y 5 tenedores, según la información que recogen diversos medios. Su último cargo con tarjeta lleva fecha del 3 de abril de 2010, son 66,64 euros en una gasolinera de CEPSA. Dos días antes de que el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, visitara Ceuta para dar apoyo a los parados que en aquel entonces se manifestaban con el apoyo de la central frente al Ayuntamiento a diario.

Entre medias cientos de cargos a su ‘black’ y a su falta de ética que incluyen restaurantes de lujo y de menús del día, de carta y de comida rápida, librerías, taxis, hoteles o gasolineras y también ese cargo en San Pablo aquel lejano septiembre de 2005. Hasta sumar 138.766.65 € gastados con su tarjeta de consejero de Caja Madrid.

La expulsión del sindicalista de las filas de Comisiones Obreras ha causado conmoción en Ceuta, Rodolfo Benito ha visitado la ciudad en los últimos años en reiteradas ocasiones y siempre fue un buen apoyo en Madrid para los intereses de la federación que comanda Juan Luis Aróstegui. Así quedó patente en una de sus últimas visitas, ya sin ‘black’, para respaldar al dirigente local en su reelección como secretario general en el IX Congreso de CCOO Ceuta el pasado 3 de febrero de 2013. Un respaldo lleno de clavos.

Benito fue brazo derecho del actual secretario general, Fernadez Toxo y en aquel lejano septiembre de 2005, Benito es probable que se interesara en su visita a Ceuta por las posibilidades de sumar los votos de aquí a una candidatura alternativa que desplazara a Fidalgo de la secretaría general del sindicato.

Desde ese 3 de abril de 2014, Benito visitó Ceuta el pasado 27 de enero de 2012 para presentar el libro ‘Reivindicación del sindicalismo’ y el 9 de octubre de 2013 acompañando a uno de los padres del sindicato, Nicolás Sartorius, a presentar su libro de memorias en la ciudad 'Siempre en la izquierda'. En esas fechas, la prensa nacional cuestionaba si tras el escándalo de los ERES en Andalucía había financiación irregular del sindicato, algo que Benito negó tajantemente desde Ceuta.

Antes había estado en Ceuta el 4 de julio de 2007 para participar en unas jornadas sobre derechos laborales, su tarjeta echó humo en aquella ocasión en el aeropuerto de Málaga el día antes de llegar a Ceuta y de camino hasta aquí. Se gastó 248,20 euros en una tienda Aldeasa en el Pablo Ruíz Picasso de la capital de la Costa del Sol.

Otro posible cargo de Benito en Ceuta se podría haber producido el viernes 3 de diciembre de 2004 en el conocido restaurante Pescaíto Frito, que en aquel entonces se ubicaba aún en la calle Antioco. Una comida de 90,20 euros en un restaurante que responde a ese nombre. Si bien rastreando la hemeroteca se hace imposible constatar la presencia de Benito en Ceuta. Un día antes sí estuvieron en la ciudad representantes de Comisiones Obreras de la Federal. En concreto visitó Ceuta el secretario general de la Federación de Enseñanza federal, entonces José Campoy, que compareció el jueves en rueda de prensa en compañía del responsable local de la federación, Antonio Palomo. Benito no aparece ni mencionado en las informaciones y parece poco probable que el sindicalista alargará una hipotética visita a Ceuta.

Antonio Romero Lázaro

Si rastrear el paso por Ceuta de Benito asociado a sus cargos parece complicado, lo es más aún el del socialista y profesor de la UNED con un impresionante currículum y miembro de varios consejos de administración asociados a Caja Madrid, Antonio Romero Lázaro.

¿Quién es? Se trata del número dos de la formación de la rosa en la Comunidad de Madrid en los tiempos en los que mandó Rafael Simancas. Vicesecretario General y de Organización de la formación que hoy capitanea Tomás Gómez. Fue vocal del Consejo de Administración de Caja Madrid entre 1993 y 2010 a propuesta del PSOE. Ha sido además directivo desde 2010 a 2013 de COMFERSA, empresa encargada de la gestión de la publicidad de RENFE y que hoy aparece públicamente como CleceOoh. Con ese currículum no es de extrañar que en octubre de 2012 le nombraran consejero de Iniciativas Editoriales Sistema, responsable de las ediciones de la Fundación Sistema, donde sigue figurando en su web como patrono de la misma, esta fundación de órbita socialista está presidida por Alfonso Guerra .

Romero Lázaro estuvo en Ceuta el día 5 de enero, víspera de Reyes, del año 2009, desenfundó su tarjeta ‘black’ de Caja Madrid a eso de las 8.54 de la mañana para pagar un cargo de 88,14 euros en el Parador Muralla de la red de Paradores, tal y como figura en los listados hechos públicos. Apenas20 minutos después, a las 9.11 horas figura otro cargo ese mismo día en una gasolinera CEPSA El Varadero por valor de 36,22 euros.

Si durmió en Ceuta la noche del domingo 4 de enero de 2014 en el hotel Parador no realizó ningún acto público como cargo público del PSOE. No hay rastro alguno en la hemeroteca de su paso por Ceuta en aquellas navideñas fechas. El PSOE lo lideraba ya José Antonio Carracao, era un partido en vías de reconstrucción en el que no había pasado ni un mes desde el bochornoso acto de refundación en el hotel Tryp en diciembre de 2008. De hecho las informaciones de aquellos días en la prensa local recogían en lo tocante al partido las intenciones de Carracao de doblar la militancia estudiando la aceptación de 140 solicitudes de militancia rechazadas por no figurar en el censo anterior a la disolución del partido y también su listón de doblar de 2 a 4 los diputados en la Asamblea y de intentar un pacto con la UDCE de Alí al estilo del que suscribieran pocos meses antes Mustafá Aberchan (CPM) y Dionisio Muñoz (PSOE) en Melilla. Pero ni rastro de una visita de un tal Antonio Romero Lázaro del Partido Socialista de Madrid (PSM) o de Caja Madrid.

Sea como fuere, estuvo en Ceuta, ahí están sus cargos. Romero Lázaro era además de los usuarios de las tarjetas opacas de Caja Madrid que se caracterizó por realizar retiradas de efectivo de 600 euros con periodicidad casi mensual.

Rato y de la Merced

Justo al revés sucede con otros ilustres con ‘black’ que visitaron Ceuta cuando eran miembros de ese club privilegiado de Caja Madrid o Bankia. Así tanto el otrora prócer del Partido Popular, Rodrigo Rato, visitó Ceuta siendo presidente de Bankia, por cuya gestión –incluida las tarjetas opacas- está dando cuenta ante la Justicia. Fue un lunes 6 de febrero de 2012 después de que una primera visita programada a la ciudad la suspendiera el ex mandatario del Fondo Monetario Internacional por la muerte de un hermano. Rato vino a decir que Bankia lideraba el mercado financiero en la ciudad.

A Rato le obsequió Vivas con unos gemelos en aquella visita para tener un detalle con el presidente de una de las entidades financieras que más dinero ha prestado a la Ciudad Autónoma. El ex ministro de Aznar no usó su tarjeta opaca durante su estancia en la ciudad. Ni en los días alrededor de la visita, exactamente igual que cuando el presidente Vivas y el consejero y diputado Francisco Márquez se entrevistaron el 10 de noviembre de 2011 con Rato en la sede de Bankia en Madrid. Entonces Vivas veía junto a Rato "un presente y un futuro esperanzador y de compromiso". Ese día Rato compró dos billetes de avión en Iberia por valor de 50 euros, el día antes gastó en viajes otros 60 euros en El Corte Inglés. En total Rato se fundió 99.041.09 euros en 519 apuntes en la tarjeta opaca en los dos años que estuvo al frente de la entidad financiera.

Otra ilustre consejera del Partido Popular de Caja Madrid y Bankia, María Mercedes de la Merced, visitó también Ceuta. Fue el miércoles 27 de abril de 2011 para amadrinar un programa de igualdad del Partido Popular que llevaba por nombre ‘Mujeres en Igualdad’. De nuevo Vivas la recibió en su despacho –¿quién iba a sospechar que sus Manolo Blahnik no los pagaba con el sudor de su frente?-. De la Merced presidía en ese tiempo una asociación que llevaba el mismo nombre que las jornadas organizadas por los populares.

Se ve que a los ceutíes en general les gusta ser anfitriones porque de la Merced tampoco realizó gasto alguno en la ciudad durante su estancia. Si lo hizo una noche antes de aterrizar aquí en Málaga cuando gastó 18,35 euros en el Hotel Grill Málaga en lo que parece una cena. A De la Merced no le temblaba la mano a la hora de usar la tarjeta, de hecho el siguiente cargo después de esa cena en Málaga es por valor de 552,75 en la prestigiosa firma tecnológica de lujo Bang Olufsen.

Mercedes de la Merced sumó un total de 1.518 apuntes a su tarjeta opaca, algunos de más de hasta 1.500 euros, desde el 3 de enero de 2003 al 20 de diciembre de 2011 por un valor total de 284.404.42 €. La ex mandataria popular falleció el pasado mes de mayo de 2013, su pérdida provocó un sentido obituario del Partido Popular de Ceuta.

Las ‘black’ de Caja Madrid de Rodolfo Benito (CCOO) y Antonio Romero (PSOE) dejaron huella en Ceuta