El Burgo y Ceuta se prometen amistad de forma oficial

El Burgo y Ceuta se prometen amistad de forma oficial
Bel y Narváez, Ceuta y El Burgo intercambiaron obsequios
Bel y Narváez, Ceuta y El Burgo intercambiaron obsequios  

- Bel y Mirchandani reciben a una comitiva del pequeño municipio de la Sierra de las Nieves y se comprometen a trabajar para la firma de un Protocolo de Amistad entre ambas localidades

- Unos 400 burgueños emigraron a Ceuta a principios del siglo XX y dejaron en la ciudad su impronta y apellidos, algunos tan reconocibles como Vivas, Verdugo o Chaves


En tiempos en los que reina el ruido y las afrentas no parece mala idea reforzar lazos de amistad aunque sea entre pequeños municipios. Eso hicieron este martes la pequeña villa de El Burgo (Málaga, Sierra de las Nievas) y la Ciudad Autónoma de Ceuta. La iniciativa ha partido del Pleno del municipio malagueño que cuenta en su padrón municipal con 1.947 personas inscritas (977 varones y 970 mujeres, según el Instituto Nacional de Estadística) y que a pesar de su reducido censo no escatima importancia histórica.

Así lo ha puesto de manifiesto su alcaldesa, María Dolores Narváez, que ha hilvanado un discurso en la recepción oficial en el Salón del Trono que no hubiera desmerecido la literaria prosa geográfica e histórica salpicada de poesía –cita a Machado incluida– que acostumbra el presidente Vivas en estos actos si el presidente hubiera estado. Delegó en su consejera de Presidencia y el su consejero de Turismo, Yolanda Bel y Prem Mirchandani.

Narváez ha repasado la historia de su villa. Historia que data desde la prehistoria por ser su enclave un lugar privilegiado. Las pinturas rupestres de las cuevas de Doña Trinidad Grud y de la Pileta de Banaoján dan fe de ellos, restos históricos ibéricos y prerromanos, pueblo reconquistado por los Reyes Católicos, repoblado con castellanos viejos y de parajes naturales imponentes. Tanto que la mancomunidad de la Sierra de las Nievas en la que se encuentra integrado ha sido nominada por la Unesco para ser declarada reserva protegida de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad.

Pero más allá de méritos históricos, geográficos y paisajísticos lo que ha servidio para que El Burgo y Ceuta se hayan prometido este martes iniciar los trabajos que den como resultado un protocolo de amistad, elevado a Hermanamiento, según a que discurso de los pronunciados se dé más importancia, es como no, los flujos migratorios.

Una migración que iniciaron los burgueños allá a principios del siglo XX hacia Ceuta en busca de “una vida más digna y mejor. Lo consiguieron”. Consta, según ha aseverado en su discurso Narváez unos 400 burgueños emigrados a Ceuta, a una Ceuta que “abrió sus puertas solidarias a la ilusión y esperanzas de los burgueños”.

Y ya se sabe que los que llegan y se asientan dejan su huella, una huella que se puede rastrear a través de algunos apellidos de burgueños ilustres y fácilmente reconocibles aún en la Ceuta de hoy: Verdugo, Vivas, Anaya, Ávila, Beltrán, Cantero, Carretero, Chaves, Chicón o Chelino son algunos de ellos.

Un vínculo que pervive en nuestros días a través de más de un siglo por a través de esos emigrantes que no han olvidado sus raíces y que han acercado con su legado al pueblo malagueño a Ceuta. Tanto es así que aún hay unos 200 burgueños afincados en Ceuta, algunos de los cuales acudieron a la recepción oficial ofrecida por Bel.

La consejera de Presidencia no ha dudado en asegurar que ese futuro protocolo de amistad debe servir para que ambos municipios se aporten “acciones e iniciativas de interés para ceutíes y burgueños”. Actividades que “nos unan aún más a burgueños y ceutíes”.

Ciudad de Ceuta y Ayuntamiento de El Burgo, en el entorno del parque Natural de la Sierra de las Nieves, seguirán "caminando y materializando hechos concretos" llamados a dar "sentido y consistencia" al acto institucional de hoy, que en palabras de Bel ha sido "el pistoletazo de salida" del trabajo conjunto que habrá de alumbrar proyectos "a medio y largo plazo".

Además de la consejera Bel, ha estado en la recepción el consejero de Juventud, Deporte, Turismo y Festejos, Premi Mirchandani. Junto con la alcaldesa de El Burgo han estado el teniente alcalde de su Ayuntamiento, Juan Manuel Pereña; la concejala de Cultura, Francisca Gil; y José Joaquín García, portavoz de grupo de esa Corporación municipal.

Bel invitó a la comitiva a disfrutar de El Encuentro de este martes y a “descubrir” una “Ceuta que siempre sorprende porque es una gran desconocida” y deseó que esta visita sea la primera de muchas.