Caballas acusa al delegado de estallar en la cara de los ceutíes sus disputas con Vivas

Caballas acusa al delegado de estallar en la cara de los ceutíes sus disputas con Vivas
Vivas y González, en una imagen de archivo.
Vivas y González, en una imagen de archivo.  

- El delegado pide personalmente por escrito que la Ciudad revoque el texto de la Ordenanza consensuada para que las casas sin licencia puedan contratar suministros básicos

- Ali y Aróstegui tachan de "ignorante", "indecente" y "mezquino" el escrito de González Pérez y subrayan que se trata de un acuerdo "unánime" del Pleno para dar "dignidad" a unas 500 familias "al margen de la disciplina urbanística"

- Los localistas reprochan su "insensibilidad social" al ex diputado, al que recuerdan que "todos, también a los que quiere condenar a la indignidad, pagamos su electricidad, su sueldo y sus prebendas"


Mohamed Ali y Juan Luis Aróstegui han ofrecido este martes a mediodía una rueda de prensa para advertir al delegado del Gobierno, Francisco Antonio González Pérez, de que no consentirán que haga estallar en la cara de los ciudadanos, de los ciudadanos más desfavorecidos, sus "conflictos internos" en el seno del PP con el presidente de la Ciudad, Juan Vivas. Los líderes de Caballas han dado a conocer la reclamación-sugerencia que el titular de la institución de la Plaza de los Reyes ha formulado, en primera persona, a la Ordenanza Municipal pactada por unanimidad en la Asamblea para permitir a las viviendas sin licencia urbanística pero con informe favorable de los técnicos contratar suministro eléctrico.

"En vez de dar soluciones, pone piedras en el camino para sabotear el trabajo que los representantes de los ceutíes han hecho en la Asamblea con el aval de los técnicos para solucionar un problema que afecta a 500 viviendas o más", ha lamentado Ali, quien ha acusado a González Pérez de usar para justificar su argumentación un "criterio político rancio de extrema derecha sin ningún suporte legal".

En su escrito, el delegado dice que la regularización de esos suministros básicos "no parece posible", acusa a la Administración local de inmiscuirse en una competencia estatal (el Planeamiento Urbanístico) e insta al Ejecutivo de Vivas a "detectar, corregir y, en su caso, sancionar" a los propietarios de viviendas sin licencia para no "consolidar su situación", como apunta que persigue la Ordenanza que volverá a Pleno a finales de este mes.

"El delegado habla desde la ignorancia", le ha reprochado Ali, "porque la disciplina urbanística no tiene nada que ver con la concertación o no de suministros básicos para viviendas que ya existen y que, en muchos casos, ya han sido sancionadas". A juicio del localista, González Pérez tiene dos salidas, "rectificar" su escrito y retirarlo o "cuantificar el número de viviendas ilegales y construir otras tantas para dar cobertura al derecho constitucional a un techo".

Si Ali ha tildado su actitud de "deplorable", Aróstegui ha usado los adjetivos "mezquino" e "indecente". "Hasta ahora pensábamos que González Pérez era del PP, pero parece que no, que quiere enmenarle la planta al presidente de la Ciudad, a su Grupo Parlamentario y a toda la institución con una injerencia intolerable fuera de sus competencias", ha denunciado.

A juicio del diputado, el delegado ha pecado de "abuso" de su capacidad para "velar por la legalidad" de las normas que aprueba la Cámara autonómica. "No utiliza ni una base legal para soportar su escrito más allá de una posición política según la cual la posibilidad de contratar suministro eléctrico para calentar biberones, por ejemplo, aporta legalidad urbanística a una vivienda, algo que es simplemente mentira", ha protestado.

 

"La tortura como elemento disuasorio"

"El delegado pretende utilizar la tortura como elemento disuasorio, hacer la vida imposible a los ciudadanos a ver si se marchan, pero no lo consigue por todos, también él, optaríamos por engancharnos a donde pudiéramos", ha criticado Aróstegui, quien ha arremetido contra González Pérez por adoptar esta postura "cuando él no tiene, en la Plaza de los Reyes, este problema, ya que todos, también a los que quiere condenar a la indignidad, pagamos su electricidad, su sueldo y sus prebendas".

Aróstegui y Ali han instado al ex diputado nacional a "preocuparse de lo suyo, que tiene bastante desatendido todo lo que le compete, desde la seguridad ciudadana hasta la Educación pasando por la Sanidad" y a no "extralimitarse en sus funciones" con una "insensibilidad social atroz". "Aquí", ha recordado Caballas, "ha habido muchos delegados, algunos muy malos, con mejor o peor sintonía con el Ejecutivo local, pero ninguno dispuesto a establecer un debate político entre instituciones mientras consiente que el PGOU esté caducado desde 2000 y que los militares sigan controlando el 40% del suelo de Ceuta".

El delegado del Gobierno no ha ocultado en distintas ocasiones su disgusto con cómo gestiona la Ciudad sus competencias urbanísticas. Durante su última visita a la Biblioteca del Estado, desde su azotea, criticó en voz alta que en el centro se cometan tropelías urbanísticas "como en el Príncipe", aunque dijo no querer alzar la voz ante los micrófonos porque "no es competencia mía".

Lea también:

- Ali exige a Vivas que cumpla y propicie el cambio del Reglamento de la Cédula de Habitabilidad

- Román promete a Ali resolver el problema del enganche eléctrico en casas sin Cédula de Habitabilidad

- Caballas pedirá que no se exija Cédula de Habitabilidad para acceder a suministros básicos