Caballas apuesta por relanzar el Plan de Barriadas y programarlo en función de necesidades


Caballas apuesta por relanzar el Plan de Barriadas y programarlo en función de necesidades

- La coalición aboga por crear una unidad específica para su desarrollo, nulo desde 2015, y por concretar "un orden de intervención en las diferentes zonas en función del estado actual"

- La formación localista pone el ejemplo de Gran Vía y su entorno para denunciar "de nuevo el centro tiene prioridad absoluta frente a las depauperadas barriadas a las que siempre les toca esperar"

Caballas va a proponer al Pleno crear una unidad específica dotada con los recursos humanos necesarios que se encargue del "diseño definitivo del Plan de Barriadas, la realización de los proyectos, la elaboración de los Pliegos de Condiciones, y la puesta en marcha de los procedimientos de contratación para el desarrollo inmediato de las obras" con el fin de corregir la política de inversiones del PP, que "ha terminado por configurar una ciudad absolutamente asimétrica".

La coalición también quiere que, en el seno de una sesión de la Comisión de Fomento convocada de manera extraordinaria a la mayor brevedad posible, se determine "el orden de intervención en las diferentes zonas en función del estado actual de cada una de ellas".

La formación localista considera que "el fuerte desequilibrio entre las barriadas periféricas y el centro de la ciudad es indisimulable" y que el Plan de Barriadas ha defraudado las expectativas generadas: "El tiempo se está encargando de desvelar que, o bien se trataba de una mentira malintencionada para aliviar la presión ante una errática política de inversiones muy criticada por la ciudadanía; o, por razones de pura incompetencia, sólo era un “deseo” sin efecto alguno", ha lamentado este miércoles en un comunicado.

El documento concebido para el periodo 2015-2019 ha consumido su primera mitad "sin poner un ladrillo" mientras el Gobierno se limita a anunciar, desde hace meses, una reedición de su hoja de ruta "como una singular panacea que resolverá todos los males", algo que "no deja de ser una añagaza tan desesperante como insultante".

Actualmente "no se ha adjudicado ni un solo contrato de obra, y tan sólo se ha redactado un proyecto que no es, precisamente, el relativo a una de las zonas más deprimidas como el entorno del Puerto". Un ejemplo del "escaso interés mostrado por el Gobierno en este Plan" es que los trabajos previos necesarios para su ejecución "los están realizando de manera ilegal beneficiarios de los Planes de Empleo".

'Velocidad de crucero' solo en el centro

"Aún peor" es que "aquellos proyectos en los que sí se pone de manifiesto un gran interés por parte del Gobierno, como el irritante adecentamiento de la Gran Vía y su entorno (que presenta un magnífico estado), sí se redactan a 'velocidad de crucero' e incluso se buscan procedimientos (irregulares) para acelerar las obras". Así, ha criticado Caballas, "de nuevo el centro tiene prioridad absoluta frente a las depauperadas barriadas a las que siempre les toca esperar".

La formación que lidera Mohamed Ali apuesta por fijar "criterios objetivos" a la hora de acometer el Plan, que divide la Ciudad en doce zonas (Centro; Recinto Sur; Puertas del Campo; Hadú; Zurrón; Varela-Valiño-Solis; Loma Colmenar; O’Donell; Benitez; Puerto; Benzú) y excluye al Príncipe"bajo el argumento de que su remodelación está incluida en la programación de los fondos europeos, aunque lo previsto, en realidad, es sólo las obras de canalización cuyo proyecto aún no se ha iniciado a pesar de que el Programa Operativo comenzó en 2014".

"Parece evidente que no todas las zonas “parceladas” presentan el mismo estado y/o las mismas carencias, por lo que sería desde todo punto de vista injusto que la ejecución del Plan de Barriadas no obedeciera en su desarrollo a un orden de prioridades previamente establecido en función de las necesidades de cada barriada", defiende la coalición.