Caballas instará al Pleno a atajar el "trato degradante" de la Empresa de Alumbrado a sus clientes

Caballas instará al Pleno a atajar el "trato degradante" de la Empresa de Alumbrado a sus clientes
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

- La coalición cree que la Ciudad no puede mirar para otro lado mientras la distribuidora, aprovechando su monopolio, desarrolla una "infame concepción del servicio público"

- Los precios del servicio, los apagones, la "falta de sensibilidad social ante situaciones de necesidad" y las "bochornosas" colas y aglomeraciones en las oficinas, causas de la iniciativa parlamentaria


La Ciudad Autónoma no puede seguir mirando hacia otro lado mientras una compañía con la que la población tiene que tener relación a la fuerta, la Empresa del Alumbrado Eléctrico de Ceuta, que presta un servicio público esencial "en régimen de monopolio", da un "trato degradante" a sus clientes. Eso cree al menos Caballas, que este mes instará al Pleno a "opromover cuantas actuaciones sean precisas al amparo de la Ley de Defensa de los Usuarios y Consumidores" para poner coto a la "infame concepción del servicio público" que tiene esa compañía.

La coalición explica en el argumentario de su iniciativa parlamentaria que el monopolio de la Empresa de Alumbrado en la distribución de electricidad "le otorga una posición de dominio que le permite someter a toda la ciudadanía a la aceptación de sus condiciones por injustas que estas sean".

"Buena prueba de ello" es, para los de Mohamed Ali, "el precio escandalosamente abusivo que tenemos que pagar por el suministro de energía eléctrica; la falta de sensibilidad social ante situaciones de necesidad de las personas; o los constantes apagones y cortes de luz que se producen como consecuencia de la falta de inversión en los equipamientos que se traduce en mayores beneficios para la compañía".

Además, dispensa un "trato denigrante" a los clientes en sus dependencias, donde para Caballas "resulta bochornoso comprobar las colas y aglomeraciones de personas en la calle, en muchos casos en condiciones deplorables, en espera de ser atendidos".

La formación localista entiende que la Administración local "no puede permanecer indiferente ante esta situación, máxime cuando en 1999 asumió efectivamente la competencia en materia de “defensa de los consumidores y usuarios”.

"El hecho de que Ceuta no disponga de la capacidad legislativa para dotarse de un instrumento jurídico propio para ejercer esta competencia de una manera eficaz, como así han hecho las Comunidades Autónomas, no puede servir de coartada para inhibirnos y dejara abandonados a su suerte a los usuarios, víctimas de la tiranía de esta empresa", cree la coalición, que opina que "la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios de 2007, al amparo de los dispuesto en su artículo 49, contiene suficientes instrumentos jurídicos para defender a los ceutíes de los abusos cometidos por la Empresa del Alumbrado".