PLENO

Caballas preguntará al PP por qué no se plantea siquiera la gestión directa de los autobuses urbanos

Caballas preguntará al PP por qué no se plantea siquiera la gestión directa de los autobuses urbanos
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Municipalizar un servicio es anatema para el PP de Ceuta. Quizá en eso sea en lo último en lo que están de acuerdo 'halcones' y 'palomas' en Ainara. Buena prueba de ello es la indignación que generó el mero hecho de que el portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel, dijese una vez que no se descartaba "ninguna" salida para la limpieza pública viaria. Al viernes siguiente tuvo que precisa que valdría todo menos recuperar su gestión directa, la misma que (también al PP) ha dado pingües ahorros en León, por ejemplo.

Ahora, a menos de un año para que, en septiembre de 2019, venza la concesión del transporte urbano de viajeros en autobús que 'Hadu-Almadraba' opera desde el Franquismo, Cabalas preguntará al Ejecutivo de Vivas en el Pleno "que explique por qué ha renunciado a gestionar el servicio, dejando en manos de la empresa la adopción de decisiones que corresponden exclusivamente a la administración titular del servicio público, en este caso, la Ciudad".

"Caballas planteó la necesidad de municipalizar este servicio que, a nuestro juicio, se presta con notables deficiencias, muchas de ellas derivadas de su carácter “privado”, lo que provoca que los intereses de la ciudadanía queden siempre supeditados a la rentabilidad económica. Todo ello sin contar que ya le cuesta a la Ciudad 350.000 euros anuales", ha recordado este viernes la coalición.

Entonces el PP "se apresuró a decir que estaba en contra de esta propuesta, suponemos que por razones estrictamente ideológicas, ya que no existe memoria alguna que soporte esta opción". "Es más cuando quedan sólo diez meses para tener operativa la hipotética nueva adjudicación no se ha hecho absolutamente nada, a pesar de que se trata de una contratación muy compleja. Probablemente termine, tras la contrastada ineptitud del Gobierno, en manos de TRAGSA", ha ironizado la formación localista.

Para los de Mohamed Ali "la prueba más evidente del desacierto del Gobierno está en los propios hechos", ya que "el Reglamento de autobuses en papel mojado" y "el Gobierno no tiene control ninguno sobre el servicio y las líneas se ponen, se quitan, se interrumpen o se suspenden a margen de un Gobierno cada vez mas incompetente".

Caballas preguntará al PP por qué no se plantea siquiera la gestión directa de los autobuses urbanos