POBREZA

Caballas propondrá al Pleno rescatar a familias “abandonadas a su suerte” con ayudas anuales

Caballas propondrá al Pleno rescatar a familias “abandonadas a su suerte” con ayudas anuales
Ceuta es la región de España con mayor índice de pobreza./archivo
Ceuta es la región de España con mayor índice de pobreza./archivo  

El pasado noviembre ya propuso al Gobierno modificar el reglamento que establece un límite de 60 meses a las ayudas del programa de Alojamiento Alternativo, se topó entonces con un impedimiento jurídico, el Ejecutivo se comprometió a buscar alternativas, sin que hasta la fecha se haya hecho nada, mientras, sigue "un cruel goteo" de personas que se quedan sin su único sustento y llevan en la pobreza más de 5 años

Caballas propondrá al Pleno de la próxima semana que el Gobierno intervenga de forma decidida en rescatar a familias pobres que a día de hoy se encuentran “abandonadas a su suerte” sin recibir ningún tipo de ayuda que las sostenga con la implementación de un “régimen de subvenciones de carácter anual, por razones de emergencia social, que permita a las familias que han sido excluidas del Programa de Alojamiento Alternativo, por superar el límite de los 60 meses, mantener sus economías domésticas hasta la modificación Reglamento que suprima el límite actual”.

La situación que pone encima de la mesa Caballas con esta propuesta es de pura angustia para muchas familias pobres (Ceuta es la región de España con mayor índice de pobreza). Y no es nueva ni desconocida ni para el Gobierno ni para el resto del Pleno de la Asamblea.

Tal y como recuerda Caballas en su propuesta, el pasado mes de noviembre la coalición ya elevó una propuesta a la Asamblea de Ceuta para dejar sin efecto, de manera transitoria y hasta que se modificara el Reglamento que rige las ayudas sociales, una disposición que limita a 60 mensualidades (5 años) las ayudas del Programa de Alojamiento Alternativo.

La respuesta del Gobierno la caricaturiza Caballas: “El Gobierno del ‘Sí, pero no’, aprobó la propuesta condicionada a un informe jurídico que rechazó tal posibilidad. En aquel entonces recriminamos al Gobierno su escaso compromiso para profundizar en la posibilidad legal de acceder a lo propuesto, teniendo en cuenta que a partir de esa fecha empezarían a producirse las víctimas (personas necesitadas a las que se les retira la ayuda sin ninguna alternativa). El Gobierno respondió que la solución estaba en modificar el Reglamento y paralelamente atender a los damnificados ofreciéndoles alternativas. No ha ocurrido ninguna de las dos cosas”, ha reprochado y recordado Caballas.

Desde entonces han pasado tres meses, y aún hoy, ante la acuciante necesidad de familias que no tenían otro recurso que esa ayuda, el compromiso de modificar la ordenanza o el de buscar alternativas siguen siendo humo. “Lo único cierto es que sigue un cruel goteo de personas necesitadas que son abandonadas a su suerte sin el menor pudor. Difícil de entender. Imposible de asumir”, ha explicado Caballas.