CON UN MILLÓN DE EUROS

Caballas propone ayudar a las empresas que contraten jóvenes para abrir los fines de semana

Caballas propone ayudar a las empresas que contraten jóvenes para abrir los fines de semana
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Caballas propondrá al Pleno de la Asamble elaborar un Programa de Apertura durante los Fines de Semana con una dotación de un millón de euros para "subvencionar a las empresas que creen empleo neto contratando a menores de 35 años para trabajar los fines de semana" e instar al Gobierno de la Ciudad a promover el correspondiente expediente de modificación de créditos "para dar cobertura presupuestaria a la iniciativa y poder ejecutarla".

La propuesta parte del "olvidado" Plan Estratégico para reactivar la economía de Ceuta, que aspiraba a "mejorar la oferta de comercio, ocio y hostelería durante los fines de semana" no sólo con la intención de "hacer más atractiva y acogedora nuestra ciudad a los potenciales turistas o visitantes" sino también con la finalidad de "dinamizar la vida social durante esos periodos, más proclives para el consumo, evitando los éxodos masivos que se producen en los fines de semana".

La coalición cree que "este objetivo cuenta con un serio obstáculo planteado siempre por los empresarios: el elevado coste de la apertura de los establecimientos acarrea pérdidas económicas inevitablemente" y que por esa vía se entra en el círculo vicioso que dice que "no se abren los establecimientos porque no es rentable y no es rentable porque al no estar abiertos, no logramos cambiar los hábitos".

Caballas considera que la Ciudad puede y debe intervenir directamente para "desbloquear esta situación que penaliza nuestras escasas posibilidades de desarrollo económico" mediante un instrumento "que cubre un doble objetivo: reducir los costes empresariales de apertura de los establecimientos durante los fines de semana; y mitigar, simultáneamente, el desempleo juvenil".

La implantación de un programa de subvenciones para las empresas que creen empleo neto contratando a jóvenes menores de 35 años para la apertura de los establecimientos durante los fines de semana podría generar, se calcula, 200 empleos directos, con una inversión de un millón de euros anuales.