Caballas propone exigir a Gobierno y Cortes que acometan los retos de futuro para Ceuta señalados en 2011

Ali, durante una intervención en el Pleno.

Hace ya seis años que el Parlamento señaló que convenía pedir la inclusión de Ceuta y Melilla en la Unión Aduanera, negociar con Marruecos una aduana comercial convencional en el Tarajal, darles presencia en el Comité de las Regiones, revisar el IPSI o mejorar las comunicaciones aéreas y marítimas pero poco o nada se ha avanzado.

Hace seis años, la Comisión Mixta Congreso-Senado para la Unión Europea concluyó que Ceuta y Melilla deberían tener un "tratamiento diferenciado" con los fondos estructurales y las ayudas de Estado; que sus puertos tendrían que entrar en los proyectos de interés europeo; que convenía solicitar la entrada de ambas ciudades sin perder su Régimen Económico y Fiscal (REF) en la Unión Aduanera; que había que empezar a negociar "el establecimiento de una aduana comercial convencional" en el Tarajal con Marruecos; e "impulsar su presencia en el Comité de las Regiones".

Los escasos o nulos avances conseguidos con todos esos retos de futuro llevarán a Caballas a plantear este jueves en el Pleno una propuesta para "exigir al Gobierno de la Nación y a los Grupos Parlamentarios que conforman el Congreso  que impulsen ese conjunto de medidas de carácter estructural".

La Comisión Mixta indicó que "acreditada la envergadura de los condicionantes y su singularidad por causa de los efectos acumulados, debe concluirse, con toda rotundidad, que Ceuta y Melilla precisan del apoyo, decidido y estable, del Estado y de la Unión Europea para logra runos niveles de vida, de calidad de los servicios públicos, y de desarrollo económico y empleo, iguales a los del resto del territorio común”.

Al Estado se le propuso "mejorar el cuadro de incentivos fiscales tanto en Sociedades como en IRPF"; "la revisión legal del IPSI"; "la mejora de las comunicaciones marítimas y aéreas, imponiendo condiciones de servicio público que garanticen unos estándares mínimos y satisfactorios en cuanto a precio, calidad, continuidad y calidad"; "el apoyo a la modernización y diversificación de la oferta comercial"; "la aprobación de un régimen especial para los puertos de Ceuta y Melilla" y "la ejecución de planes específicos para atender las necesidades de determinadas zonas especialmente impactadas por el hecho fronterizo y caracterizadas por condiciones de marginalidad y notables déficits en infraestructuras y equipamientos".

Para Caballas, "la simple lectura de este acuerdo y su duro contraste con la realidad después de seis años pone de manifiesto de una manera incuestionable el abandono que sufre nuestra ciudad por parte del Gobierno de la Nación presidido por el PP, prueba irrefutable de que, aun conociendo perfectamente cuáles son las medidas políticas que necesita Ceuta para salir de la profunda crisis estructural en la que se encuentra sumida, carece por completo de la voluntad política para acometerlas".

La coalición entiende que "los ceutíes no podemos permanecer indiferentes ante esta dejación de responsabilidades que estamos pagando carísima en términos de empleo, pobreza y desigualdad" y que "no se puede tolerar esta pasividad que nos está llevando al abismo", por lo que exigirá "un compromiso justa y solidario con Ceuta que se concreta en el desarrollo de las medidas contempladas".