PLENO

Caballas propone implantar una Tarjeta Monedero de Impacto Social para necesidades básicas

Caballas propone implantar una Tarjeta Monedero de Impacto Social para necesidades básicas
Mohamed Alí, portavoz de Caballas, en una imagen de archivo.
Mohamed Alí, portavoz de Caballas, en una imagen de archivo.  

Caballas propone imitar a otros Servicios Sociales del país e implantar la Tarjeta Monedero de Impacto Social. Se trata de una tarjeta recargable, con un valor monetario definido por los Servicios Sociales, “que evita la estigmatización y potencia la normalización de las personas beneficiarias” al poder elegir entre una amplia diversidad de alimentos en establecimientos de la Ciudad y beneficiándose de los descuentos en aquellos casos acordados por la propia Ciudad, explican.

La coalición qie idera Mohamed Alí considera que esta iniciativa, “que permite dignificar y dotar de anonimato a los usuarios de la misma”, es perfectamente aplicable en nuestra ciudad, por lo que Caballas instará al próximo Pleno ordinario, su implementación.  

Caballas, recuerda, ha denunciado en innumerables ocasiones “el anacrónico modelo de Servicios Sociales que aún conserva el Gobierno de la Ciudad, a pesar de las evidentes deficiencias, ineficiencias y, lo que es peor, el humillante trato dispensado a los usuarios”. “Los Servicios Sociales deben constituir la expresión institucional del principio de solidaridad, materializado en derechos ciudadanos, y no (como en la actualidad) una especie de “casa de caridad” que establece una relación vertical incompatible con el la dignidad inherente a una ciudadanía democrática”, insisten, lamentando que a pesar de “los innumerables intentos de Caballas de hacer recapacitar al Gobierno para implantar un nuevo modelo más moderno y eficiente, no ha habido forma de hacerlos “entrar en razón”. “Los argumentos pseudo fascistas del efecto llamada y la “picaresca de quienes van a percibir ayudas en Mercedes”, han servido de coartada para mantener a miles de ceutíes honrados, y extremadamente vulnerables, en un indigno estado de “menesterosidad”.