Caballas sale a la calle para condenar el asalto de Israel al velero de ‘Rumbo a Gaza’

Caballas sale a la calle para condenar el asalto de Israel al velero de ‘Rumbo a Gaza’

- A la concentración, a la que han acudido medio centenar de personas, se han sumado también miembros de Podemos

- Los participantes han mostrado su solidaridad con las trece tripulantes del Zaytouna-Oliva arrestado y han calificado de “racista” al Estado israelí por su régimen de “apartheid”

- Denuncian que “gobiernos, como el español, ni protejan el derecho a la libre navegación, ni condenen los ataques israelíes a barcos civiles”


Medio centenar de personas, en su gran mayoría de la coalición Caballas y algún representante de Podemos, se han concentrado en la tarde de este miércoles en la Plaza de los Reyes para mostrar su repulsa al asalto de Israel en aguas internacionales al barco de la ‘Flotilla de la Libertad’ y ‘Rumbo a Gaza’, el Zaytouna-Oliva, tripulado por trece mujeres activistas que se dirigían a las costas de Palestina con ayuda humanitaria.

Un asalto que se ha repetido con cada una de las intentonas de activistas pro-palestinos y que la armada israelí lleva a cabo “con total impunidad y contra toda legalidad internacional asaltando un barco civil que navegaba rumbo a Gaza en aguas internacionales del Mar Mediterráneo”, ha lamentado la diputada de Caballas, Nayat Mohamed, portavoz de la iniciativa que ha leído el comunicado oficial emitido por la iniciativa ‘Rumbo a Gaza’

“En ese velero iban trece mujeres de cinco continentes en un acción no violenta de denuncia del ilegal e inhumano bloqueo israelí a la Franja de Gaza que se prolonga desde 2007. Desde hace siete años esos ataques, que constituyen actos de piratería en toda regla, han asaltado todos y cada uno de los barcos internacionales que han intentado romper el bloqueo marítimo del mar palestino de Gaza”, acciones injustas e ilegales de la armada israelí, además de desproporcionadas: “Son acciones civiles pacíficas que protestan ante la pasividad de la comunidad política internacional, cuyas supuestas buenas intenciones diplomáticas para poner fin a la ocupación de Palestina se prolongan desde 1948. Y son las mujeres y hombres de todo el mundo quienes gritan que 68 años de diplomacia internacional en vano son demasiados años, y a Palestina no se le puede pedir otros 68 años de paciencia”.

El Mediterráneo, han recordado en la lectura del comunicado, es escenario de muchos dramas, demasiados. Y muy probablemente, “durante la navegación por el Mediterráneo el Zaytouna-Oliva habrá tenido a pocas millas otros barcos de mujeres, hombres, niños y niñas que buscan refugio lejos de las guerras de países en conflicto”.

El triple bloqueo de las mujeres de Gaza

Este es un conflicto ante el que las mujeres alzan la voz, “en solidaridad con las mujeres palestinas, resistentes a una triple opresión: a la generada por la ocupación israelí, a la causada por el patriarcado, y a la opresión generada por la prejuiciosa mirada occidental”. Un bloque que está asfixiando a los palestinos: “En Gaza, cuando cada dos años miles de bombas son lanzadas indiscriminadamente en la zona más densamente poblada del mundo, nadie tiene posibilidad de huir ni por un mar bloqueado, ni por una tierra cerrada por un muro, ni por un aire poblado por drones y aviones de guerra”.

El apartheid de Israel

“Esta madrugada, la piratería israelí ha impuesto la fuerza por encima de los derechos humanos y la legalidad internacional. Se ha apropiado de nuevo del Mar Mediterráneo asaltando y deteniendo en aguas internacionales a trece mujeres que han sido llevadas secuestradas a Israel, lugar hacia el que en ningún momento se dirigía el Zaytouna, cuyo destino era el puerto de Gaza en Palestina”, exponen para, acto seguido denunciar los delitos de Israel: “Denunciamos que Israel siga atacando barcos civiles en aguas internacionales. Denunciamos que un régimen racista y de apartheid continúe colonizando Palestina. Denunciamos que gobiernos, como el del Estado español, ni protejan el derecho a la libre navegación, ni condenen los ataques israelíes a barcos civiles, ni hayan llevado a cabo en 68 años acciones y políticas efectivas para poner fin a la ocupación y el bloqueo”

Una situación injusta para la que exigen protección para las pasajeras y “ llevadas contra su voluntad a centros de detención israelíes, y su inmediata puesta en libertad” y advierten que, pese a todos los esfuerzos, seguirán en su empeño: “Las flotillas y otras acciones directas seguirán produciéndose y la sociedad civil seguirá llamando al boicot al apartheid israelí, como lo hizo contra el sudafricano, hasta que se ponga fin a la ocupación y el bloqueo”.