PERSONAL

Caballas ve "fraude democrático" en que el PP use en minoría competencias del Pleno para nombrar cargos

Caballas ve "fraude democrático" en que el PP use en minoría competencias del Pleno para nombrar cargos
Ali, durante un Pleno.
Ali, durante un Pleno.  

Ali instará al PSOE a reclamar, "si no existe ningún pacto de gobierno", que sea la Corporación y no el Consejo de Gobierno el que tenga la potestad de hacer uso de potestades como la del nombramiento de directores generales, con repercusiones directas sobre la Administración. No se toma en cuenta ni la capacidad de gestión ni la de solucionar problemas: valen lo mismo para un roto que para un descosido", dice sobre los nombrados.


El portavoz de Caballas en la Asamblea, Mohamed Ali, quiere que el PSOE se decante. O con el PP, o con "el control democrático de la Administración". La coalición va a plantear a los socialistas con vistas a la reunión de la Junta de Portavoces que para “organización” se prevé celebrar esta semana la necesidad de “devolver al Pleno competencias delegadas como las de Personal.

El objetivo, ha explicado Ali, es que un partido como el PP que actualmente solo cuenta con nueve diputados en la Asamblea y "supuestamente" ningún pacto de gobierno, "no ‘secuestre’ la capacidad de decisión de la Corporación en materias como el nombramiento discrecional de directores generales con las repercusiones que tiene en materia presupuestaria, de plantilla, etcétera”.

La coalición lleva años defendiendo que la delegación de competencias del Pleno en el Consejo de Gobierno que comenzó en 1996, tras la aprobación del Estatuto, debería como mínimo convalidarse al inicio de cada legislatura, pero siempre ha recibido opiniones políticas y técnicas en contra.

Ahora, sin embargo, considera que se da un matiz de “evidente entrada en fraude democrático con el supuesto argumento de ganar agilidad administrativa”. “Si el Gobierno no tiene mayoría absoluta ni ningún pacto que se la asegure, un partido con 9 escaños está ‘secuestrando’ y haciendo uso de competencias que según la Ley de Bases de Régimen Local y el propio Estatuto corresponden al Pleno”, ha precisado el diputado. En la consolidación o no de esta situación el localista entiende que el PSOE debe “decidir en qué posición está”.

Los socialistas van a tener, de hecho, capacidad decisiva de intervención en el nombramiento de, por ejemplo, los nuevos gerentes de las sociedades municipales, un ámbito en el que según Manuel Hernández y el propio Vivas no hay ningún pacto ni negociación.

Para Ali, en la conformación de la estructura de Gobierno hecha por Vivas alrededor de sus siete consejeros, con otros tantos viceconsejeros y 16 directores generales, "el PP aplica un criterio según el cual todo el mundo vale lo mismo para un roto que para un descosido, para llevar las riendas de Educación o de Consumo y Transporte Público; para ser consejero de Sanidad o tomar las riendas de Festejos...”.

“El presidente no toma en cuenta ni la capacidad de gestión ni la de solucionar problemas, solo el nivel de afinidad que mantiene con él y de influencia que sostienen en su partido”, ha lamentado Ali, que también ha cuestionado la puesta en marcha de “consejerías que parecen absolutamente vacías de contenido frente a otras que aglutinan infinidad de competencias”.