CARRETERAS

Caballas exige a la Ciudad que no permita dejar fuera de ordenación urbanística Benzú y La Almadraba

Caballas exige a la Ciudad que no permita dejar fuera de ordenación urbanística Benzú y La Almadraba
atasco almadraba frontera
atasco almadraba frontera  

El Estudio de Delimitación de Tramos Urbanos de las carreteras nacionales elaborado por el Ministerio alarma a la formación localista pero en la Consejería de Fomento no genera inquietud porque, a su juicio, solamente impone de cara al futuro la imposibilidad de construir a menos de 25 metros de sus medianas. El documento sí salva expresamente la Catedral y las Murallas Reales.


Caballas y el Gobierno de Vivas discrepan sobre las consecuencias que traería la aprobación definitiva del Estudio de Delimitación de Tramos Urbanos de las carreteras nacionales que discurren por Ceuta y su inclusión tal y como está redactado en el nuevo PGOU. Mohamed Ali ha alertado este viernes de que el documento "deja fuera de ordenación media barriada de Benzú [se salva la mezquita] y casi toda La Almadraba" pero el director general de Fomento de la Ciudad, Bharat  Bhagwandas, estima que solo establece que no se podrán levantar nuevas edificaciones dentro de un margen de 25 metros pero “sí conservar y mantener las existentes”, como la parroquia de la Virgen del Carmen de La Almadraba, que de acuerdo con la interpretación gubernamental no corre peligro.

El alto cargo ha explicado que el Estudio, ahora en fase de exposición pública, detalla qué tramos de las carreteras nacionales tienen la consideración de “urbanos” a la hora de aplicar la legislación vigente y la distancia límite de edificación que se marca “con carácter general” en 25 metros. "El estudio aprobado provisionalmente no implica la necesidad de demoler nada y el Gobierno de Ceuta está a favor de la defensa de las tradiciones y las construcciones consolidadas existentes”, ha resumido.

"Es cierto que no se exigen demoliciones pero las consecuencias de asumir esa lectura con el único propósito de aprobar el PGOU antes de las elecciones no dejan de ser muy graves", ha advertido Juan Luis Aróstegui. En Caballas consideran que el Gobierno de Vivas "debe presentar alegaciones para no dejar fuera de ordenación más de la mitad de Benzú y casi toda La Almadraba, una auténtica temeridad" porque "que haya inmuebles fuera de ordenación impide la concesión de cualquier permiso de obras más allá de las de conservación y mantenimiento imprescindibles, ya que los convierte en extinguibles, reduciendo a nada su valor en caso de expropiación y otras consecuencias graves".

Los criterios generales que se han adoptado para la fijación de la línea límite de edificación han sido dos: a) se pone la línea límite de edificación a 25 metros desde “la marca vial de separación de calzada y arcén; y b) en intersecciones y ramales, a 50 metros. La propuesta busca “armonizar” dos objetivos: el cumplimiento de la vigente Ley de Carreteras de “preservar las zonas de protección de las mismas con usos o servicios compatibles con la seguridad viaria y con las previsiones de otras competencias concurrentes” y “mantener los derechos urbanísticos de esta zona urbana ya consolidados” en 2015.

Para conseguirlo se ha trazado una nueva línea límite de edificación “en continuo contacto y coordinación con la Consejería de Fomento de la Ciudad Autónoma de Ceuta” a fin de “conocer los diferentes documentos urbanísticos que acreditasen la existencia de dichos derechos urbanísticos previos a la entrada en vigor de la Ley”. En una casuística que se describe como “compleja”,  en Benzú se ha afrontado “una reforma interior prevista en la actualidad pero no realizada, ni proyectada ni ejecutada” para la que se ha propuesto “una línea límite de edificación ajustada a los 25 metros que establece la Ley vigente, acorde a un área de planeamiento diferenciado”.

En La Almadraba la Dirección General se ha topado con “un estudio de detalle previsto en la actualidad pero no realizado, ni proyectado ni ejecutado”. Por tanto, se ha propuesto igualmente una línea límite de edificación “ajustada a los 25 metros que establece la Ley de Carreteras vigente”. A la altura de la Urbanización La Colina se ha observado que “parte del ámbito del Estudio de Detalle no coincide con la delimitación de suelo urbano del PGOU de 1992”. Por tanto, “dada la existencia de un instrumento urbanístico aprobado por la Ciudad posterior al PGOU (el Estudio de Detalle)”, se ha planteado una línea límite de edificación ajustada a las alineaciones de fachadas de las edificaciones salvo con una parcela a la que sí se exigen los 25 metros.

Dos casos singulares contemplados en el Estudio son los de la Catedral y las Murallas Reales. En el primer caso, dado que en noviembre de 2008 el Consejo de Gobierno la declaró bien de interés cultural (BIC), con la categoría de monumento y “al tratarse de una construcción que cumple con los requisitos establecidos en la Ley del Patrimonio Histórico Español”, se ha propuesto una línea límite de edificación “ajustada a la alineación de fachada”. Las Murallas ya habían sido declaradas previamente como BIC y en 1994 se redactó su Plan Especial en desarrollo de las previsiones contenidas en el PGOU vigente, en ase al cual se ha planteado ahora “una línea límite de edificación ajustada a la alineación de fachada de las murallas”.