CCOO alerta de los planes de externalizar la seguridad del Palacio Autonómico en plena Alerta 4


CCOO alerta de los planes de externalizar la seguridad del Palacio Autonómico en plena Alerta 4

- Desconfían de los planes del superintendente Sebastián Vega para la reestructuración de la Policía Local

- Recuerdan que la vigilancia del Ayuntamiento es competencia exclusiva de los agentes municipales

El sindicato CCOO desconfía de los planes de renovación y reestructuración de la Policía Local que maneja el nuevo superintendente, el ex coronel de Regulares Sebastián Vega. Planes entre los que estaría el retirar a los agentes locales de sedes en las que ahora prestan servicio de vigilancia, entre ellas los centros de menores y el Palacio Autonómico, una decisión cuestionable, aprecian, en plena Alerta 4 antiterrorista.

“No nos parece correcto anunciar (utilizando indirectamente los medios de comunicación) la intención de suprimir los servicios que se están prestando en la actualidad: vigilancia del Palacio Municipal y del Centro de La Esperanza. En primer lugar porque estas decisiones deben ser objeto de debate en los foros correspondientes establecidos a tal efecto. Pero es que, además, nos tememos que estamos, de nuevo, ante una decisión poco meditada”. Una decisión “sorprendente”, puntualizan, en el caso del Palacio Autonómico, “cuando estamos en Alerta 4, antiterrorista”. Algo que “ahora no parece importar” y que ha sido esgrimido por el Gobierno de la Ciudad y la Delegación del Gobierno como “un factor fundamental para planificar la política de seguridad”. “Amén de la competencia exclusiva de este cuerpo en la custodia de edificios municipales”, recuerdan.

Desde CCOO disienten también de las declaraciones del superintendente alegando que la Policía Local pasa por “su peor momento”: “Es una valoración injusta, que no se sustenta en dato objetivo alguno. Pero en cualquier caso, y para dotar al análisis del rigor debido, es preciso llamar la atención sobre dos hechos fundamentales: Por un lado, la reducción de la plantilla, que se sitúa en torno a un 12% en los últimos años”. Una situación que el Gobierno, lamenta el sindicato, ha tratado de solventar “improvisando”: “Así se ha ido desestructurando la Policía hasta llegar a situaciones absurdas en la que no hay suficientes efectivos para cubrir todas las necesidades que el propio Gobierno se ha creado, también responsable de los recortes de la plantilla. Cuando esto sucede, se procede a eliminar lo que anteriormente, y de manera poco reflexiva, se consideraba prioritario. Cada una de estas decisiones (creación y eliminación) conlleva su correspondiente proceso administrativo (nunca inferior a tres meses) y consecuente desorden”.

Todas ellas declaraciones realizadas a un medio de comunicación local, una vía que no consideran apropiada. Por lo que exigen al nuevo responsable “respetar los marcos de negociación establecidos, en los que se debe inscribir un proceso de diálogo entre todas las partes afectadas. Los medios de comunicación tienen otra función” y vuelven a recordar que “ la Policía Local no es un sucedáneo de la Policía Nacional ni de la Guardia Civil. Es preciso acabar, de una vez por todas, con esa tendencia a pensar que, ante las carencias de otros cuerpos, la Policía Local puede servir de cuerpo multiusos ejerciendo de manera precaria y desordenada”.

Problemas que se solventarían, insisten, recuperando la plantilla perdida: “De nada sirve anunciar aumentos de plantilla si los procesos selectivos se demoran eternamente sin explicación alguna. Se necesitan hechos y no palabras. Por ello, consideramos que el proceso para cubrir las nueve plazas de Policía Local se debe poner en marcha de inmediato”.