Ceuta recibirá 1,2 millones de euros para luchar contra la exclusión social


Ceuta recibirá 1,2 millones de euros para luchar contra la exclusión social

- La Ciudad Autónoma dispondrá en 2016 de un millón de euros del Plan de Apoyo a la Familia y la Infancia, que incluye la lucha contra la pobreza infantil

- El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad destina a Ceuta más de 236.000 euros para la continuidad del Plan de Prestaciones Básicas y poco más de 2.000 euros para el Plan de Desarrollo Gitano

La consejera de Asuntos Sociales e Igualdad, Rabea Mohamed, ha participado este miércoles en Madrid en el Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia, presidido por el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, y en el que se ha decidido la distribución que los Presupuestos Generales del Estado de 2016 destinan a prestaciones sociales. Un reparto en el que la Ciudad Autónoma le han correspondido 1.238.131 euros, la misma cuantía que en 2015.

Ceuta recibirá, como el pasado año, un millón de euros para el desarrollo del Plan de Apoyo a la Familia y la Infancia, un fondo con que fue creado en 2014 y que es una de las medidas principales del Ministerio para la lucha contra la pobreza infantil y contra la desigualdad. Entonces se proveyó de 17 millones de euros, cuantía que ascendió a 32 millones de euros en 2015 y que sube este año en 16 millones más, hasta los 48 millones de euros.

Este crédito, al igual que el año pasado, no tiene compromiso de financiación ni por parte de las Comunidades Autónomas ni de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, ni tampoco de los ayuntamientos. El plan engloba tres líneas principales de actuación: combatir la pobreza infantil; la conciliación de la vida laboral y familiar y la mediación familiar.

Por otro lado, para el Plan Desarrollo de Prestaciones Básicas de Servicios Sociales, también llamado Plan Concertado, se han contemplado en los Presupuestos Generales del Estado para 2016 una dotación de 27.413.730 euros, la misma cantidad que en 2015, de la que a Ceuta le corresponden 236.068 euros, que se utilizarán para dar continuidad a programas de información, asesoramiento e inclusión social.

En este caso, y como en ejercicios anteriores, se mantiene el compromiso de financiación por parte de las Ciudad Autónoma, que aportará la misma cantidad del Ministerio.

Otra de las cuestiones tratadas en el Consejo ha sido el reparto de los 412.500 euros que destinan los PGE de este año, al igual que el año anterior, al Plan de Desarrollo Gitano, que se ha realizado con los mismos porcentajes de participación que en 2015, para proyectos de intervención social integral para la prevención de la marginación. En este caso, a Ceuta le ha correspondido una partida de 2.062 euros.

En relación a estos tres fondos, y de cara a 2017, se ha considerado necesaria la creación, en el seno del Consejo Territorial, de un grupo de trabajo para llevar a cabo una revisión de los criterios de distribución y financiación de los créditos de estos programas sociales. La consejera de Asuntos Sociales e Igualdad de Ceuta se ha mostrado partidaria de que en esos criterios de asignación de fondos se contemplen las especificidades y especiales circunstancias geográficas y sociales que concurren en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla y se utilicen por ello criterios ponderados.

Respecto a las subvenciones estatales destinadas a la realización de programas de interés general con cargo a la asignación tributaria del IRPF, el ministro Alfonso Alonso ha asegurado que tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha iniciado los trámites para publicar la convocatoria de este año.

En este sentido, se ha explicado que las subvenciones del IRPF son el principal instrumento de vertebración social del país, ya que el reparto alcanza a todos los puntos del territorio nacional. Además, ha recordado que la sentencia avala esta convocatoria de subvenciones estatales para el Tercer Sector y su contenido permite mantener el apoyo económico a programas que benefician cada año a más de seis millones de personas.

En relación a la nueva convocatoria, este año se repartirán 235 millones de euros, unos 14 millones más que en 2015. De este incremento, diez millones de euros obedecen al aumento de la recaudación, ya que cada vez son más los contribuyentes que marcan la casilla de Actividades de interés social en su declaración de la renta.

Los otros cuatro millones de aumento se deben a lo recaudado por el caudal hereditario procedente de aquellas personas que no tienen herederos legítimos y que hereda la Administración General del Estado. Este año, como novedad, las dos terceras partes de este importe se destinan a los programas sociales apoyados por el Estado a través de las subvenciones del IRPF.