ELUDE LA NUEVA TASA

La Ciudad cierra las encomiendas a Tragsa de las obras de Gran Vía y el 'Díaz-Flor' por 15,6 millones

La Ciudad cierra las encomiendas a Tragsa de las obras de Gran Vía y el 'Díaz-Flor' por 15,6 millones
La obra en Gran Vía y su entorno se extenderá durante 14 meses.
La obra en Gran Vía y su entorno se extenderá durante 14 meses.  

El Gobierno de Vivas consigue evitar el pago de la nueva tasa de Servicios Urbanísticos, que hubiese elevado el presupuesto de cada proyecto a casi 9 millones de euros, con la que se financian parte de sus inversiones para el turismo y la frontera. Tragsa seguirá haciendo tareas "complementarias" de limpieza y colocará un ascensor en El Chorrillo.


El Gobierno de Vivas ha conseguido cerrar antes de fin de año las encomiendas de gestión a Tragsa para que ejecute las controvertidas obras de remodelación de la Gran Vía, Jáudenes y Plaza de África (sin exposición pública, por lo que presumiblemente se enfrentará a una querella penal de Caballas), así como la de construcción de un nuevo polideportivo 'Díaz-Flor' en Miramar. Ambos proyectos están "firmados y comunicados", según ha asegurado este viernes el portavoz del Ejecutivo, Jacob Hachuel, después de que Mabel Deu diese cuenta de ello al resto de consejeros en su última reunión ordinaria del año.

Este mismo viernes se publica en el BOCCE la modificación de la Tasa de Servicios Urbanísticos, en virtud de la cual a partir de ahora la "obra pública local ejecutada por la Ciudad de Ceuta por medios y servicios técnicos propios realizados a través de empresas públicas mediante encomienda de gestión" con un 14% del presupuesto de cuota tributaria.

El Gobierno del PP ha conseguido evitar que ambos proyectos, presupuestados cada uno en 7,8 millones de euros, se sometan a ese tributo, lo que hubiese elevado su cuantía en algo más de un millón de euros en cada caso, situando el coste del de Gran Vía en los 9 milones de euros de desembolso real que ha venido señalando Caballas.

La inclusión de esa tasa, ahora regateada, sirvió también al Ejecutivo para elevar su presupuesto de ingresos de 2018 y así poder financiar partidas como el millón de euros para abaratar el barco a los turistas de fin de semana, las inversiones en tecnología para la frontera o la contratación de vigilantes privados para el Tarajal.

Hachuel ha defendido las bondades tanto del proyecto del nuevo 'Díaz-Flor', que vendrá a dar servicio a "más de 6.000 usuarios", como del centro, que "es de todos", y al que se pretende "dar realce y convertir en una zona emblemática mejorando su imagen". Los trabajos comenzarán "lo antes posible" en cuanto pasen las fechas navideñas y tienen un plazo de ejecución de 14 meses.

El programa de necesidades definido por la Administración incluye la conservación “de la parada de taxis de la Gran Vía, de sus carriles de circulación y el de Jáudenes (que se quedará sin aparcamientos) y del estilo de la Plaza de África”; la “reordenación” del tráfico de ese espacio; la “renovación” de los accesos al aparcamiento subterráneo; la “eliminación de las barreras arquitectónicas”; la “puesta en valor de los restos arqueológicos del Convenio de los Trinitarios”; y la “unificación de criterios en el diseño de las calles adyacentes”.

El Ejecutivo también ha formalizado las encomiendas de gestión a Tragsa para que instale un ascensor que comunique la Playa del Chorrillo con la carretera nacionl y para que siga efectuando durante cuatro meses más por 900.000 euros tareas "complementarias" a las de Trace de limpieza pública.