La Ciudad compra a dedo por 650 euros cada uno los chalecos antibalas que pudo adquirir por 300


La Ciudad compra a dedo por 650 euros cada uno los chalecos antibalas que pudo adquirir por 300

- Caballas pondrá en conocimiento del Tribunal de Cuentas la suspensión del concurso convocado el 30 de enero para encargar a Texyon S.L. por adjudicación directa de emergencia el suministro de 90 unidades de protección

- El Gobierno de Vivas apela a razones de "grave riesgo" que "ni los técnicos" comparten, según los localistas

La coalición Caballas pondrá en conocimiento del Tribunal de Cuentas "de inmediato" los expedientes de Contratación de la Ciudad Autónoma relacionados con la adquisición de chalecos antibalas para la Policía Local después de que el Gobierno de Ceuta que preside Juan Vivas haya anulado el concurso público inicial, en el que se ofertaron precios de 300 euros la unidad, "para promover su adquisición a dedo por la vía de emergencia duplicando su coste (650 euros cada uno)", según han avanzado este martes los localistas en un comunicado.

La Administración local inició en noviembre del año pasado un expediente para la compra de 75 chalecos “para protección de agentes de la UPAC, Tráfico y otras unidades” cuyos efectivos carecían de ellos. El 30 de enero el concurso se publicó en el BOCCE por un importe de 45.000 euros para su adjudicación por procedimiento abierto y con el precio como criterio único. El plazo de presentación de ofertas era de 16 días naturales y el de ejecución, de dos meses.

Varias empresas locales y nacionales concurrieron al proceso presentando ofertas que, según ha podido conocer el primer grupo de la oposición en la Asamblea, "ascendían en algunos casos a 300 euros por unidad".

"A mediados de febrero, tal y como ratifica este martes el BOCCE con la publicación del correspondiente anuncio", ha ampliado Caballas, "el Ejecutivo de Vivas decidió suspender el concurso y, alegando que existe un “grave peligro” para los agentes, promover otro por vía de emergencia con otra empresa local [Texyon S.L.] como única propuesta de adjudicación por un presupuesto de 58.500 euros".

Caballas considera que el Gobierno del PP "está utilizando un subterfugio legal para sacar esta compra de los principios de publicidad y concurrencia que deben regir la contratación pública". Según los localistas, "los técnicos consultados también opinan que los argumentos usados por el Ejecutivo local no respetan los límites para la contratación por emergencia establecidos por la Ley de Contrato del Sector Público que exigen 'una actuación administrativa inmediata absolutamente necesaria para evitar o remediar en lo posible las consecuencias del suceso en cuestión”.

"A la vista de la escasa o nula atención que presta el Gobierno de Vivas a los dictámenes de Contratación, que previsiblemente también visará con disconformidad esta operación", ha apuntado Caballas, "pondremos este caso en manos del Tribunal de Cuentas, que ya ha demostrado su efectividad en temas como las obra en la Jefatura de la Policía Local, por las que permanecen imputados los ex consejero de Gobernación y Fomento José Antonio Rodríguez y Juan Manuel Doncel y el ex director general de Obras, Francisco Navas".