SE BUSCA "CONSENSO"

La Ciudad reactiva las conversaciones con Cámara y CECE sobre la Ordenanza de Terrazas

La Ciudad reactiva las conversaciones con Cámara y CECE sobre la Ordenanza de Terrazas
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

La consejera de Fomento y Medio Ambiente, Kissy Chandiramani, ha reactivado las conversaciones con la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios (CECE) para intentar llegar a un acuerdo que permita retocar por la vía del consenso la Ordenanza de Terrazas vigente desde 2013, uno de los temas que la patronal viene reivindicando resolver desde hace años en favor de la reactivación económica y la generación de empleo.

"La Cámara y la Confederación ya nos han pasado la propuesta que habían presentado y la vamos a estudiar para intentar consensuarla", ha indicado la miembro del Ejecutivo local en declaraciones a Ceutaldia.com.

La regulación de las terrazas hosteleras lleva una década en el candelero político y económico local debido al malestar del sector con la "inseguridad jurídica" que a su jucio genera el marco normativo vigente, con el que también se discrepa en materia de horarios.

En esa materia, uno de los puntos más conflictivos, hace tres años los empresarios plantearon que veían "esencial y prioritaria" la aprobación de un Mapa de Ruidos de Ceuta actualizado que recoja "la realidad sobre la generación de ruido en las distintas zonas de la ciudad" y determine "aquellas con mayor saturación para poder establecer las actuaciones necesarias por todos los agentes implicados en la generación".

Actualmente "con carácter general" el horario de funcionamiento de las terrazas es "el que marque la licencia de la que traiga razón la actividad principal". El de cese está establecido de forma genérica en "las 00.00 horas", demasiado pronto a juicio de los empresarios atendiendo al clima y el carácter local.

El Gobierno empezó a tramitar el año pasado una modificación del artículo 15 de la Ordenanza Reguladora para prohibir la utilización de “colores fuertes, brillantes o chillones” en el mobiliario y exigir uniformidad en las mesas y sillas instaladas.