La Ciudad sobresee el expediente disciplinario abierto a 2 policías locales condenados por lesiones


La Ciudad sobresee el expediente disciplinario abierto a 2 policías locales condenados por lesiones

- Hachuel señala que los Servicios Jurídicos de la Asamblea entiende que no tendrán que cumplir las penas de prisión y accesoria de inhabilitación si no son condenados de nuevo antes de mayo de 2016

- El consejero asegura que "confía" en la Policía Local, un cuerpo cuyos profesionales "corren riesgos" y "se la juegan" en el ejercicio de su cometido y que "siempre actúan como creen que deben hacerlo"

El consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, ha informado este lunes tras la reunión del Consejo de Gobierno de que la Ciudad Autónoma ha acordado, siguiendo "el criterio de los Servicios Jurídicos", sobreseer el expediente disciplinario abierto a dos policías locales (N.C.V. y J.G.M.) condenados por la Audiencia Provincial y el Supremo a dos años de prisión y la accesoria de 22 meses de inhabilitación especial (rebajada a 22 meses) para el ejercicio de la función de policías locales, así como al pago solidario a los herederos de Abselam M. M. de 18.283 euros, como autores de un delito de lesiones con agravante de superioridad.

De esta forma, ninguno de los dos funcionarios deberá cumplir de forma efectiva cualquiera de las dos primeras penas (prisión e inhabilitación) si no son condenados de nuevo antes de mayo de 2016. A la sanción económica ya había hecho frente cuando, en mayo de 2014, la Audiencia acordó suspender la ejecución de su entrada en la cárcel y, al ser accesoria, también la de no poder ejercer su labor profesional.

El portavoz del Ejecutivo local ha defendido este lunes ante los medios que los policías locales "son profesionales y saben hasta dónde pueden llegar". "Si alguien entiende que se ha ido demasiado lejos se denuncia, se juzga y, en su caso, se condena, pero el Gobierno se mantiene en el absoluto respeto a las decisiones judiciales y de los técnicos de la Administración", ha delimitado su actuación.

Hachuel ha dicho que "confía" en la Policía Local, un cuerpo cuyos profesionales "corren riesgos" y "se la juegan" en el ejercicio de su cometido y que "siempre actúan como creen que deben hacerlo".

Los hechos por los que fueron condenados tuvieron lugar el 16 de noviembre de 2005, cuando los dos agentes (otros tantos salieron absueltos), dieron el alto al vehículo que conducía el finado. La intervención derivó en incidente y Abselam M.M. sufrió múltiples lesiones por las que permaneció 4 días hospitalizado, medio año en tratamiento y dos meses de baja. Como secuelas le quedó limitación del codo derecho en los últimos diez grados tanto en flexión como en extensión y glaucoma postraumático a controlar con tratamiento médico y facodonesis e iridodialisis postraumáticas en su ojo izquierdo.

"En síntesis", resumió la sentencia del Supremo, "el hecho probado declara que los funcionarios policiales condenados en la sentencia advirtieron la presencia de una persona, a la que conocían y respecto a la que sabían carecía del permiso de conducir, cuando iba conduciendo un vehículo". "Se inició", prosiguió, "la persecución por las calles en la que intervienen varios vehículos policiales en el curso de la cual, tanto conductor perseguido como los funcionarios policiales, circulan en dirección contraria al sentido de la vía".

Lea también:

- Acusan a la Ciudad de prevaricar por no actuar sobre dos policías locales condenados por lesiones

- El Supremo deja en 22 meses la prohibición a dos agentes de la UIR para ejercer como policías

- Dos agentes de la UIR, condenados a dos años de cárcel por un delito de lesiones cometido en 2005