INCREMENTOS AUTOMÁTICOS

Ciudadanos denuncia que el gobierno comienza el año con subidas injustificadas de las tasas

Ciudadanos denuncia que el gobierno comienza el año con subidas injustificadas de las tasas
La tasa de recogida de basuras ha subido un 400 por ciento en diez años.
La tasa de recogida de basuras ha subido un 400 por ciento en diez años.  

Ciudadanos denuncia que el Gobierno de la Ciudad “sigue aplicando incrementos automáticos” que “alimentan su afán recaudatorio sin dejar hueco a la eficiencia y al ahorro en el gasto y penalizando las economías familiares. “No existe razón alguna que justifique la nueva subida del agua ni de las tasas de alcantarillado y de recogida de residuos sólidos urbanos”, señalan, insistiendo en que ninguno de estos incrementos han sido ni debatidos ni aprobados por la Asamblea sino que se deben a fórmulas automáticas que se recogieron en las ordenanzas cuando el Partido Popular disfrutaba de una amplia mayoría absoluta.

Con estos incrementos, el Gobierno se asegura unos ingresos que en el caso del agua potable permiten desentenderse de la que se pierde o se roba, penalizando a los ciudadanos que viven en una situación completamente regular”, intuyen recordando además que las tasas de alcantarillado y de basura llevan incrementándose “año tras año sin ninguna correspondencia con las inversiones y costes que deberían justificarlas ni, mucho menos, con los resultados”. Cs recuerda que en el caso de la tasa de recogida de residuos sólidos urbanos se ha incrementado en los últimos diez años más de un 400 %”.

El actual sistema –“que el Gobierno prometió cambiar”- incluye además bonificaciones que dependen exclusivamente de la categoría fiscal de la calle en la que se ubica la vivienda “por lo que beneficia más a los inmuebles que a las familias y que suponen enormes diferencias en las tasas de agua, alcantarillado, depuración y basura que pagan los ceutíes por el único hecho de vivir en una calle u otra”, argumentan, lamentando que esta actividad fiscal del Gobierno “va dirigida a sacudir sin ninguna contemplación el bolsillo de los pacientes ceutíes que pagan sus impuestos y que son los que terminan haciéndose cargo también de las facturas que genera la mala gestión de los asuntos de la ciudad”.