"INMIGRANTES, NO MIGRANTES"

Ciudadanos no ve prioritario hablar de los niños sin escolarizar en Ceuta

Ciudadanos no ve prioritario hablar de los niños sin escolarizar en Ceuta
Imagen de parte de los asistentes a la última reunión del Foro.
Imagen de parte de los asistentes a la última reunión del Foro.  

A Ciudadanos, al menos a su portavoz y único diputado en la Asamblea, Javier Varga, que aspira a volver a ser cabeza de lista de los naranjas en mayo, no le gusta que el Foro de la Educación hable del derecho universal a la escolarización de los niños. No le parece que sea "el tema central" de ese ámbito en la ciudad autónoma aunque en la rueda de prensa que ha ofrecido este martes haya asumido que, efectivamente, en esta parte de España no todos los niños en edad de ir a la escuela (obligatoriamente) tienen un pupitre al que hacerlo.

"Eso es algo, sea inmigrante, migrante o emigrante el menor, es algo completamente aceptado que no se discute en ningún sitio de España y de Europa... No se discute, si tienen derecho a escolarizar habrá que escolarizarlos, es una obligación legal que hay que ejercer, no debería haber niños sin escolarizar en Ceuta", ha afirmado recordando que él mismo ha preguntado "qué hacen en el calle" en horario escolar algunos menores.

Son decenas o cientos pero le parece algo secundario. Casi le preocupa más que se les llame "migrantes" y no "inmigrantes", que es lo que preconiza como adalid de la "geografía humana", aunque es sabido que están aquí de paso y que son habas contadas, si los hay, los que querrían quedarse.

A Cs, como mínimo a Varga, le disgusta que en mayo del año pasado, en su penúltima reunión, el Foro se centrase en debatir sobre el calendario escolar para este curso y que el representante de CCOO, Juan Luis Aróstegui, propusiese con éxito incluir como no lectivo el final de Ramadán. También que el martes de la semana pasada plantease la conveniencia de instar a las Administraciones a escolarizar a todos los niños mientras están en Ceuta con soluciones educativas lo más individualizadas posibles.

A Ciudadanos le fastidia, además, que Aróstegui consiga que la mayoría de ese cónclave termine votando a favor de sus iniciativas, que no son las únicas (el presidente, Francisco Mateos, planteó en la última cita hablar de la necesidad de modernizar la metodología docente en Ceuta) pero casi. No está tan recelosa la formación de Karima Aomar con quienes nunca han planteado nada (muchos miembros ni siquiera van ni lo han hecho jamás) como con quien sí lo hace porque le ven "carga ideológica" y "planteamiento político" a las posiciones del también diputado de Caballas.

"Desde mayo de 2018 se han publicado varios informes del Ministerio, la OCDE y el Consejo Escolar del Estado en los que se habla de Ceuta", ha sugerido Varga como alternativas a los temas que ha elevado Aróstegui. Desde su punto de vista lo importante, aunque ya hay resoluciones al respecto, sería hablar siempre de "la situación de los colegios sin espacios, con ratios rebasadas, sin profesores para atender adecuadamente al alumnado...". Y le sorprende que un cónclave en el que "dos tercios de sus miembros son profesionales de la Educación" termine apoyando y asumiendo esos postulados que él rechaza.

Lo cierto, ahí está la hemeroteca, es que en el Foro también se ha hablado de las ratios, de la LOMCE, del calendario, de la falta de profesores y de la necesidad de más centros, incluso de la conveniencia de que Ceuta tenga un Consejo Escolar como cualquier otra Autonomía y no un remiendo, que en el fondo es lo que es el órgano existente desde 2009, pero Ciudadanos ha querido abanderar la necesidad de que Ceuta no siga "al margen del sistema educativo nacional" y con la misma voz que "un Ayuntamiento de tercera".

"Lamentamos la pérdida de oportunidades para solucionar la problemática educativa y la utilización de ese órgano para uso partidista con o sin consentimiento", ha añadido Varga, que teme que el Foro acabe "fagocitado" por una de las voces activas del mismo, concretamente por la de Juan Luis Aróstegui.