ARÓSTEGUI LIMITARÍA LOS “MAMARRACHOS”

Ciudadanos se queda solo en su propuesta de limitar a ocho años la presidencia de Ceuta

Ciudadanos se queda solo en su propuesta de limitar a ocho años la presidencia de Ceuta
Fatima Hamed introduce una enmienda 'in voce' durante la sesión plenaria.
Fatima Hamed introduce una enmienda 'in voce' durante la sesión plenaria.  

Por imposible legalmente, por vaga e inconcreta, incluso por proceder de un “mamarracho”, la propuesta de Ciudadanos de limitar a dos legislaturas el mandato del presidente de la Ciudad Autónoma no obtuvo respaldo alguno y fue despreciada por el resto de formaciones políticas, bien con el rechazo (PP) o con la abstención (PSOE, Caballas y MDyC).

El diputado de Ciudadanos, Javier Varga, pedía una “declaración política” para limitar la presidencia a ocho años como medida de regeneración democrática. Fórmula que todos rechazaron con un mismo argumento: Ceuta carece de capacidad legislativa para una iniciativa de tan alto rango y la declaración institucional carece de valor alguno.

Un argumento que el PP rechazó sin eludir el debate teórico sobre los pros y los contras pero recordando que una reformas de ese calado requeriría una Iniciativa Legislativa popular, una apelación al Consejo de Ministros sugiriendo una reforma legislativa o incluso la reforma del Estatuto de Autonomía. Una reforma para la que hay motivos mucho más importantes, alegó el portavoz popular, Emilio Carreira. “Tenemos una posición teórica que puede coincidir con la que usted plantea, no nos paree mal pero es demasiado vago el asunto, no es muy concreto, parece que se refiere exclusivamente al presidente de la Ciudad, y por qué no también a los concejales.

Una imposibilidad de tramitar una iniciativa de este calado, fuera del alcance de la Asamblea de Ceuta que subrayó la diputada de MDyC, Fatima Hamed, que exigió aclarar si era solo una declaración institucional o una medida sin futuro, “como la que ha aprobado el Parlamento catalán”.

Limitar el número de mamarrachos

“Propondría limitar el número de mamarrachos, eso sería genial”, espetó Aróstegui resumiendo en un exabrupto sus argumentos. Y es que para el portavoz de Caballas “alguna vez vamos a debatir si vamos a mandar un cohete a la luna y lo haremos con naturalidad”, ironizó, recordando que el presidente de Ceuta “es el Alcalde y proponer la limitación de mandatos del alcalde afecta a 8.500 ayuntamientos”. La limitación de los mandatos es, a juicio de Aróstegui, un debate teórico que carece de fundamento. “Puedes ser un chorizo en 15 minutos”, argumentó, señalando que no encuentra la razón por la que es mejor un presidente que lleva cinco años que uno que lleve quince. Para el portavoz localista solo se trata de una “estrategia política” para “recoger lo que se les cae a otros”.

“Entiendo que no sea partidario por esa tendencia suya a perpetuarse en el poder, señor Aróstegui”, concedió con ironía el diputado proponente, Javier Varga, que en cambio no lo entendía por parte del PP, que ha secundado la medida en Extremadura, Murcia, Madrid, e incluso la ha defendido en Castilla y León al alimón con Ciudadanos e incluso la lideró en Andalucía. Una medida que, recordó, es una de las 150 que conformaban el Pacto de Investidura de Mariano Rajoy con Ciudadanos.

“Una medida que no va contra usted, sino más allá de usted, señor Vivas, independientemente de que entre sus planes esté convertirse en presidente octogenario”, aclaró Varga, “creemos que dos mandatos consecutivos, se pueda o no se pueda repetir una vez se haya interrumpido, parece tiempo suficiente para sacar adelante un proyecto político, permite dejar sitio a los que viene detrás y evita que nadie se sienta imprescindible y evita la formación de esas aristocracias que se pegan al poder cuando el poder lo ejerce con continuidad una sola persona”.