MENORES

El concurso para externalizar la atención a 60 MENA queda desierto y 'La Esperanza' sigue desbordada

El concurso para externalizar la atención a 60 MENA queda desierto y 'La Esperanza' sigue desbordada
Imagen del Centro de 'La Esperanza'.
Imagen del Centro de 'La Esperanza'.  

A la hora de la verdad la tan mentada colaboración entre regiones es una filfa. Al menos para determinados temas. Ni pagando los gastos. La Ciudad sacó a concurso en primavera un servicio de asistencia integral par 60 menores extranjeros no acompañados (MENA) para aliviar la sobreocupación del Centro de Realojo Temporal de ‘La Esperanza’, lo dotó presupuestariamente con cerca de 900.000 euros por medio año (a razón de 79,1 euros por joven y día) y lo adjudicó a una empresa, SAMU, en 4 lotes de quince niños cada uno.

La concesionaria no podrá, sin embargo, prestarlo: los Pliegos exigían que aportase acreditación de entidad pública competente para los centros en los que los menores fuesen a ser acogidos, certificados que tanto Andalucía, supuestamente hermanada como nunca una vez que el PP ha llegado a la Junta, como el resto de Autonomías solamente expiden para 'sus' jóvenes foráneos solos.

SAMU fue la empresa que recibió también en noviembre el encargo por emergencia de ubicar diez módulos prefabricados con forma de iglú para alojar temporalmente en los bajos de ‘La Esperanza’ a 60 jóvenes. El equipamiento de Hadu, al que teóricamente de manera provisional se llevó a los MENA en noviembre de 2012 sigue cuatriplicando su capacidad operativa óptima y solo su primer planta está en condiciones de utilización.

Tanto la Fiscalía como el Defensor del Pueblo, la oposición y las entidades sociales no han dejado de reclamar alternativas pero el Ejecutivo de Vivas, ahora con Deu al frente de las competencias, ha vuelto a la casilla de salida.

El concurso que ha quedado desierto llevaba aparejado el desmontaje de esos módulos, primera solución que, como la segunda, se financiaban con la aportación extraordinaria de un millón largo de euros realizada en 2018 por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Dentro de la ciudad tampoco se ha visto mucha disposición a la cooperación: Tanto Defensa, pese a las reiteradas loas de todos los responsables políticos a la colaboración entre Administraciones, como la Iglesia negaron a finales del año pasado a la Ciudad distintos inmuebles  que podrían haber servido para aliviar la presión sobre ‘La Esperanza’.