URBANISMO

Cs reabre el agujero negro de las VPO del Hacho y da un mes a Vivas para limpiar la parcela no construida

Cs reabre el agujero negro de las VPO del Hacho y da un mes a Vivas para limpiar la parcela no construida
Varga, con una imagen de la realidad de las torres y otra de las proyecciones de sus arquitectos.
Varga, con una imagen de la realidad de las torres y otra de las proyecciones de sus arquitectos.  

Ciudadanos de Ceuta ha recuperado este martes un clásico de la política, el urbanismo y los sucesos de la ciudad, la promoción del VPO del Hacho, el 'milagro' inverso de las viviendas y los garajes, el proyecto (inexplicablemente -casi- obviado en el 'caso Emvicesa') que iba a tener 127 casas y otros tantos garajes previa inversión de 10 millones pero que acabó costando 12,5 para contar solo con 86 con múltiples deficiencias y varias distraídas durante años y unos cuarenta aparcamientos perdidos de la mano de la Administración.

La formación naranja (que pretende no quedarse en el simple "postureo" que atisba en las denuncias de otros partidos) ha girado visita a las torres, convertidas según Varga en lo que podría ser un "monumento" del caos del PP y de Vivas en la materia, que aún así salvó la bola de partido del Tribunal de Cuentas previa denuncia de CCOO, y se ha encontrado a un vecindario que lleva "años molesto" y que "no pide favores sino derechos" frente a un Gobierno que "no hace nada y parece dejar hacerlo todo a cambio", como demuestra la transformación que los vecinos han ido haciendo de una promoción que en su momento recibió un premio y ha acabado siendo tildada de ejemplo de chabolismo vertical.

Más allá de su feísmo, más o menos subjetivo ("nunca un premio de arquitectura cayó tan bajo", ha aportado el diputado autonómico de Ciudadanos en rueda de prensa), los de Karima Aomar se han topado con la misma situación "inaceptable" que otros partidos de la oposición han llevado repetidas veces al Pleno para escuchar al consejero de Fomento de turno decir que con rapidez exigirían a la constructora reparar los daños para, una vez, pasada página del periódico del día, dejar pasar los años de nuevo.

El caso es que "lo más parecido a una papelera" que queda es la sujeción que debería sostenerla; hay rampas de 45º para sillas de ruedas de discapacitados por las que no treparía ni el mejor Alejandro Valverde; por doquier los rincones se llenan de hierbajos y las humedades se comen hasta el hormigón armado, las paredes "chorrean" y en los garajes el que no está okupado está lleno de basura.

Varga ha adelantado que para intentar cerrar, si se puede, este enésimo capítulo de la historia negra de la Ciudad y de Emvicesa su partido va a exigir a la sociedad municipal la memoria de calidades que la empresa pública parece reacia a entregar a los adjudicatarios de las casas y va a recuperar el informe de deficiencias que "nunca se ha aplicado" para que se incluya en los presupuestos del año pasado.

Un lustro hay que remontarse para leer, y nadie ha terminado esposado, un dictamen del arquitecto técnico de Emvicesa sobre las 'Diferencias entre obras proyectadas, ejecutadas y abonadas de la promoción' que reveló que en el Hacho se facturaron más de 700.000 euros por encima de lo debido. Dicho de otra forma, lo que hay vale como mínimo 733.000 euros menos lo que costó.

Según su literalidad, “al margen de las partidas incluidas en el acta de recepción de las obras, de los defectos señalados en los sucesivos informes emitidos por los servicios técnicos, de las deficiencias reclamadas por los adjudicatarios, y los defectos encontrados en las recientes visitas realizadas se han observado otras diferencias entre la obras proyectadas, ejecutadas y abonadas no percibidas anteriormente".

Con semejante desfase no es de extrañar que el resultado del proyecto y lo que anunciaban las infografías de sus arquitectos se parezca, tal y como ha mostrado Varga con fotografías, como un huevo a una castaña.

El punto de novedad a la montaña de escandalera continua, la guinda, lo pone la gestión del solar, ya "escombrera", ubicado entre las torres, un "vertedero de adoquines de la Plaza de África, casetas quemadas y abandonadas entre vegetación y aguas estancadas" procedentes de la ladera contada sin aparente red de captación alguna. Con él le piensa dar Ciudadanos "un poco de su propia medicina" al Ejecutivo de Vivas si no lo pone al menos en las condiciones de salubridad mínimas. Varga ha asegurado que los 'naranjas' denunciarán "al propietario", Emvicesa, por no cumplir sus obligaciones de acuerdo con las Ordenanzas.

Si todo falla, Cs dará "asesoramiento jurídico" a los propietarios para que lleven a los Tribunales si quieren y se atreven al Gobierno de la Ciudad, que también lleva años escapando como puede de acometer la ristra de irregularidades o ilegalidades que ha encontrado y no resuelve en las VPO de Serrano Orive, por ejemplo.