FRONTERA

Cucurull da por agotado el negocio del bulto y llama a Ceuta a "innovar" como alternativa económica

Cucurull da por agotado el negocio del bulto y llama a Ceuta a "innovar" como alternativa económica
El delegado, durante su intervención en el acto institucional del Día de la Constitución.
El delegado, durante su intervención en el acto institucional del Día de la Constitución.  

El delegado del Gobierno ha aprovechado el acto institucional del Día de la Constitución para llamar a "demagogos y victimistas que solo intentan sacar rédito político o económico a corto plazo" a abandonar esos discursos. "Estar todo el día repitiendo la cantinela de la exigencia de las soluciones 'inmediatas', además de reclamar un imposible, supone el camino directo a la frustración aunque sirva al propósito de desgastar a quien en cada momento ejerza las responsabilidades de gobierno", ha lamentado.

A su juicio el de la frontera es un "problema bastante más complejo y profundo" que exige "altura de miras para garantizar nuestro futuro como parte de la sociedad española". Se quiera asumir o no, para el delegado el colapso de la frontera "no es solo un problema de medios, que también, sino de dimensión de un fenómeno que ha desbordado a los dos países en Ceuta y Melilla y que requiere, además de infraestructura, tecnología y personal, adaptaciones normativas y acuerdos bilaterales que reconduzcan una situación que ha rebasado el límite de lo tolerable".

Así las cosas, a ojos de Cucurull la reconversión no tiene marcha atrás: "No podemos seguir basando una parte de nuestra actividad económica en poner en riesgo la vida de miles de personas a diario, incluidas las de los miembros de las Fuerzas de Seguridad, o en el colapso permanente de la ciudad por los vehículos dedicados a poner mercancía", ha dejado claro.

"Hay que poner orden y reconducir la situación a unos niveles sostenibles" y para conseguirlo ha reclamado "discreción". "El Gobierno de España está trabajando en ello pero por razones que no es necesario ni prudente explicar es indispensable que se haga con el margen de discreción adecuado hasta que pueda dar sus frutos", ha contextualizado antes de cargar de nuevo contra quienes "juegan con el argumento de que la situación se debe a la fanta de contactos entre uno y otro lado de la frontera".

Esos "hacen un flaco favor a la solución del problema pues es bien conocida la posición del vecino país sobre contactos oficiales con Ceuta y nos llevan a un callejón sin salida: si existieran y se hicieran públicos se cortarían de inmediatos; si existieran y no se hicieran públicos parece dársels la razón". "Por favor, un poco de prudencia: en esto, como en tantas otras cosas en la vida, no todo vale o, visto lo visto, no todo debería valer".

Agotado o con fecha de caducidad el negocio del 'comercio atípico', Cucurull ha señalado una salida: el campo "de la innovación y el desarrollo tecnológico", que "abre una puerta a la esperanza de encontrar actividades que puedan conducir a un mayor peso de la actividad privada en la economía de Ceuta puesto que reúnen las condiciones de no estar afectadas por nuestros condicionantes estructurales y al mismo tiempo ser susceptibles de un aprovechamiento intenso de las ventajas de nuestro Régimen Económico y Fiscal especial". "En Ceuta innovar no es una opción sino una necesidad", ha remachado.