MENORES

Cucurull espera que Marruecos acepte al menos el reagrupamiento de los MENA con familias localizadas

Cucurull espera que Marruecos acepte al menos el reagrupamiento de los MENA con familias localizadas
Imagen de la frontera marroquí.
Imagen de la frontera marroquí.  

El delegado del Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández Cucurull, ha "trasladado" al Ejecutivo de Mariano Rajoy la problemática existente en la ciudad autónoma por el incremento del número de niños marroquíes solos que recibe y cuya tutela acaba asumiendo en muchos casos la Ciudad Autónoma. El objetivo es encontrar "soluciones" que, según ha recordado, "deben venir de acuerdos entre dos Estados soberanos".

A juicio del titular de la institución de la Plaza de los Reyes, un propósito mínimo sería que el país vecino se comprometa a aceptar a los menores cuyas familias estén plenamente localizadas e identificadas para proceder al reagrupamiento familiar. Esta hoja de ruta choca, sin embargo, con la opinión de múltiples expertos que avisan de que la opción de la repatriación familiar solo debe considerarse cuando existe reclamación activa por parte de los allegados. 

Fente a ese escollo la política española ha venido explorando la posible repatriación mediante la vía de la tutela no por parte de la familia sino del Estado marroquí. Cucurull ha mencionado que otra línea de trabajo a estudiar pero sobre la que ha evitado pronunciarse más a fondo sería la construcción y puesta en funcionamiento de centros públicos con cooperación de ambos países, alternativa que llevan años barajando otras Autonomías como Madrid o Andalucía sin resultados prácticos.

Mientras fragua cualquiera de esas posibles salidas, para Cucurull es obvio que lo que queda es "atender" a los jóvenes que llegan a la ciudad y, cuando cometen algún delito, "detenerlos y ponerlos a disposición de las autoridades judiciales, como se ha hecho tras el homicidio registrado en La Ribera".

El delegado también se ha esmerado en asumir que se trata de un fenómeno y una problemática "derivada de la situación de la frontera" y "difícil de resolver con la normativa actual". Igualmente ha subrayado que es "injusto calificar a todo un colectivo de peligroso porque algunos generen problemas" y ha insistido en que la excepción del Tratado de Schengen que permite a todo marroquí residente en la provincia de Tetuán con pasaporte en vigor acceder a Ceuta es la raíz de este conflicto y del que se genera en el Tarajal a diario.