Cultura estudia traer a Ceuta una corrida de Toros y UDCE-IU cree que es un gasto superfluo


Cultura estudia traer a Ceuta una corrida de Toros y UDCE-IU cree que es un gasto superfluo

Toros sí, toros no. El debate nacional llega a Ceuta gracias a una propuesta que tiene sobre la mesa la Consejería de Cultura de un grupo de empresarios de Ubrique. Dicha propuesta persigue traer un espectáculo taurino a Ceuta coincidiendo con la celebración del día de la Autonomía.

Los empresarios pondrían toda la infraestructura necesaria, incluyendo una plaza de toros portátil que se instalaría en el Parque Urbano Juan Carlos I (explanada de la Marina). En el cartel se barajan los nombres de Ortega Cano o Francisco Rivera.

El anuncio lo realizaba Mabel Deu en la mañana del lunes y en esta misma mañana ha reaccionado el principal grupo de la oposición, Unión Demócrata Ceutí Izquierda Unida (UDCE-IU). El partido de Alí considera la apuesta por los toros “un gasto superfluo”.

Para los de Alí “la actual situación de crisis económica y financiera desaconseja el gasto superfluo en actividades como la que se pretende”. “Un despilfarro innecesario y carente de justificación”, continúa la nota de prensa remitida por UDCE-IU.

El principal partido de la oposición cree que además la inexistencia de infraestructuras que alberguen este tipo de espectáculos contribuiría más a encarecer la celebración de una corrida de toros.

“La actual intención de la Consejería de Educación, Cultural y Mujer choca frontalmente con el ‘mediático’ plan de austeridad del que hizo gala el Gobierno de la Ciudad, y que ha demostrado que lo único para lo que sirve es para limitar la capacidad de oposición de los grupos políticos restringiendo los materiales mínimos y necesarios en las secretarías de los mismos”, critica UDCE-IU en alusión directa a su situación desde que se inició la legislatura en la que cuentan tan sólo con dos ordenadores en la sede municipal del grupo parlamentario a pesar de ser tres asesores los que trabajan en ella.

La apuesta taurina de la Ciudad, que de momento es tan sólo una posibilidad, deja “patente que las directrices que gobiernan el gasto público de la ciudad está en manos de voluntades políticas incongruentes y que funcionan a impulsos”, según critica UDCE-IU en la nota de prensa.