Delegación niega maltrato a porteadoras y recuerda a APDH que sus propuestas están ya en marcha


Delegación niega maltrato a porteadoras y recuerda a APDH que sus propuestas están ya en marcha

- Da respuesta una por una a las reivindicaciones de la oenegé andaluza pero recuerda que muchas de ellas competen a la soberanía de dos países

- Responden que el Tarajal está listo para abrirse en cuanto Marruecos de luz verde, las inspecciones se llevan a cabo y el peso y el tamaño de los bultos está limitado

Delegación de Gobierno considera “increíbles” las denuncias de la APDH de violencia policial y tocamientos a las porteadoras en el paso del Biutz y de paso da respuesta al decálogo de peticiones y propuestas para acabar con la penosa situación en que trabajan estas mujeres. Reivindicaciones que, en su mayoría están ya en marcha, como el cierre del Biutz y la apertura de Tarajal II o la puesta en marcha de mejoras tecnológicas para el control fronterizo, medidas ya aprobadas y pendientes de ejecución.

Desde Delegación alegan que el cierre inmediato del Biutz y la consiguiente apertura de Tarajal II son dos proyectos ya aprobados y ejecutados que están a la espera de que Marruecos dé su vistió bueno. “Pero no podemos cerrar el Biutz sin una alternativa”, aclaran, lo que, subrayan, compete a dos países. Las mejoras en las infraestructuras y la aplicación de tecnología para la gestión de la fronter.

Respecto al peso y volumen de los fardos que cargan sobre sus espaldas, fuentes de Delegación recuerdan que se ha hecho ya en varias ocasiones y en la actualidad está limitado a 60x40 cm y 20 kilos de peso máximo. Medidas y limitaciones que, habitualmente ignoran las porteadoras. Y es que, recuerdan desde Delegación de Gobierno, es una economía de subsistencia a la que no es fácil poner regulaciones.

Respecto a las inspecciones y sanciones que reclama APDH en las naves del tarajal insisten en que es un trabajo que se hace regularmente, tanto desde Delegación de Gobierno como en la Ciudad, a través de la Policía Local.

No son las únicas reivindicaciones innecesarias de APDH, señalan desde Delegación: el protocolo de actuación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (CFSE) es algo que, por supuesto, está regulado, como lo están en la Ley las competencias de cada cuerpo policial. Ahora bien, que se coordinen las fuerzas del orden de uno y otro lado escapa a las competencias de Delegación de Gobierno, como escapa la posibilidad de una aduana comercial, otra de las propuestas. Una posibilidad que España ve con buenos ojos pero a la que Marruecos nunca ha dado respuesta.

Respecto a la carencia de baños, desde Delegación insisten en que se han instalado en numerosas ocasiones sin que pasara un día hasta que los robaran o terminaran destrozados por actos vandálicos.

En cuanto a la dignificación del trabajo de las porteadoras con un contrato laboral y derechos como unas trabajadoras más, Delegación recuerda que no está en su mano, sino en la de quien las contrata, en su inmensa mayoría empresarios tetuaníes.

Delegación niega maltrato a porteadoras y recuerda a APDH que sus propuestas están ya en marcha