FRONTERA

La delegada interpreta el nuevo vallado marroquí como “otro muro de contención” para la inmigración

La delegada interpreta el nuevo vallado marroquí como “otro muro de contención” para la inmigración
Imagen del vallado marroquí en su tramo más cercano a Beliones.
Imagen del vallado marroquí en su tramo más cercano a Beliones.  

La delegada del Gobierno en Ceuta, Salvadora Mateos, ha declarado este jueves sobre el nuevo vallado fronterizo desplegado por Marruecos en paralelo al español a lo largo de sus 8,2 kilómetros de longitud, un obstáculo que “entiende que sí” será eficaz como “muro de contención” para combatir la presión migratoria sobre la ciudad autónoma.

“Marruecos está haciendo un vallado paralelo al nuestro, pero no tenemos nada que ver, es otro país, y nosotros lo que vamos a hacer es quitar las concertinas y elevar la altura de nuestro perímetro con unas obras que van a comenzar en poco espacio de tiempo”, ha señalado la delegada en declaraciones a los medios.

Preguntada por si será “eficaz” para repeler los intentos de salto a territorio español, Mateos ha dicho que “entiendo en sí”. “Cuando ellos lo están poniendo se supone que es porque va a ser otro muro de contención”, ha añadido.

Las Fuerzas de Seguridad marroquíes han completado durante los últimos días la instalación de un vallado fronterizo que se comenzó a instalar a principios de año en el extremo sur del perímetro español, cerca de la playa del Tarajal, y que se ha estirado hasta la mezquita de Beliones, en aguas del Estrecho de Gibraltar.

La valla marroquí tiene tres metros de altura y está equipada con cuatro cordones de alambres con cuchillas para dificultar que sea superada en dirección hacia las defensas fronterizas españolas.