ELECCIONES GENERALES. PP

Deu quiere ir al Senado y a Bel la descartó la Dirección Nacional del PP para el Congreso

Deu quiere ir al Senado y a Bel la descartó la Dirección Nacional del PP para el Congreso
Mabel Deu en una comparecencia en la sala de prensa de la Ciudad./archivo
Mabel Deu en una comparecencia en la sala de prensa de la Ciudad./archivo  

Los populares harán pública esta próxima semana a sus candidatos para el Senado, la principal tensión ha surgido entre Mabel Deu y Fátima Mohamed Dos Santos, la primera aspira a ser candidata, lo que tiraría de la papeleta a la actual senadora. Otro nombre que suena es el de Víctor Manuel Ríos.


Todo lo que rodea esta primavera electoral con dos citas con las urnas, tres en realidad: el 28 de abril se elegirán a los senadores y el diputados en el Congreso y el 26 de mayo se renovará la Asamblea de Ceuta y el Parlamento Europeo, está siendo atípico. Acostumbrados a vivir campaña tras campaña desde la seguridad del éxito absoluto, en el Partido Popular afrontan por primera vez la carrera electoral con dudas sobre su final. Y eso parece condicionar no sólo a los populares sino también a sus rivales.

Así, en el PP barajan la posibilidad muy real de que el PSOE acabe recibiendo el apoyo para la cita de abril tanto del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta (MDyC) como de Caballas. De momento ninguno de los dos ha confirmado su renuncia o su concurrencia hacia las Generales. Menos aún su apoyo a la candidatura del PSOE, cerrada ya públicamente con Pepe Simón como candidato al Congreso y Ahmed Mohamed y Blanca Gómez para el Senado.

Y en lo que decidan hacer las fuerzas de izquierda está parte de la clave de lo que pueda pasar. El propio Alí lanzó el mismo día del anuncio de adelanto electoral la idea de sumar fuerzas para intentar robarle el escaño en el Congreso y los dos del Senado al PP, habida cuenta de la fragmentación del voto en la derecha que arrojan las encuestas, algunas han dado a VOX como ganador de esas elecciones, lo que podría suponer dividir el nicho de votantes del PP, tradicionalmente entre los 15 y los 20.000 votos en las Generales a la mitad. Si eso es así, el PSOE tendría una oportunidad real de disputar la victoria si logra sumar a su candidatura el apoyo de formaciones como el MDyC y Caballas, entre las tres siglas suman más de 10.000 votos en las últimas municipales, y tradiconalmente el PSOE cuando no ha contado con competidor localista por la izquierda en las generales se ha ido al entorno de esos 10.000 votos o incluso, como en 2008 ha rozado los 15.000.

Por eso se antoja crucial la decisión de los nombres que acaben representando a los populares en las urnas y por eso la habitual tensión para decidir candidatos parece multiplicarse en esta ocasión.

Así, según ha confirmado Ceutaldia.com de varias fuentes internas del Partido Popular, la decisión tomada el viernes de señalar a Guillermo Martínez como candidato al Congreso estuvo condicionada desde Madrid que descartó a la secretaria general de los populares, Yolanda Bel. A quién su propio ayudante como vicesecretario general de la formación y coordinador de la campaña, Carlos Rontomé, ya ha descartado para que ocupe un puesto de candidata en el Senado.

El partido ha confirmado que será durante esta próxima semana cuando cierre sus dos candidaturas al Senado. Se busca una mujer y un hombre, y varias fuentes de la formación han confirmado que en la carrera por hacerse con un puesto ha entrado de lleno la actual consejera de Presidencia, Mabel Deu. Deu habría expresado su ambición por competir por el Senado, según todas las fuentes. Y Deu a diferencia de Bel sí sigue en la carrera.

El mismo viernes por la mañana, una de esas fuentes daba por hecho que no entrarían en la campaña por las Generales dos de las mujeres que más fuerza y poder han desempeñado en la formación y el Gobierno en los últimos años, Bel y Deu. “Una de las dos tendrá que quedarse para la lista de las Autonómicas”, llegó a expresar una fuente involucrada en la toma de decisiones sobre las listas.

Descartada Bel, según parece y señalan fuentes del partido, por la Dirección Nacional, a Deu le ha quedado el campo despejado para aparecer en la papeleta del Senado. A Bel, según esas mismas fuentes podría haberle pasado factura la apuesta en la pugna interna por el liderazgo nacional de la formación primero por María Dolores de Cospedal y una vez descabalgada de esa carrera ésta por Soraya Sáez de Santamaría. Nunca por Pablo Casado, a la postre vencedor. La versión, malintencionada o no, que arrojan algunos dentro del PP, encaja con lo sucedido en el resto de España, donde a Casado no le ha temblado la mano a la hora de desterrar de las listas para el Congreso a líderes regionales que no le apoyaron, desatando lo que incluso los medios nacionales afines ideológicamente al PP han calificado de “tormenta” interna.

Si Deu se hace con una de las dos candidaturas supondrá que Fátima Mohamed Dos Santos no repetirá como candidata al Senado, dado que la candidatura al ser en formato lista no la pueden ocupar dos personas del mismo sexo. Una situación que no cuenta con todo el viento a favor, ya que no son pocos los que consideran que los parlamentarios nacionales habían desempeñado una excelente labor durante la última legislatura, también Mohamed Dos Santos.

¿Y el varón? Pues entre los nombres que suenan entre quienes apuestan por renovar la candidatura se señala sin tapujos a uno de los suplentes al Senado en las anteriores Elecciones Generales, Victor Manuel Ríos. Lo que es seguro es que la decisión conllevará horas de discusión durante la próxima semana y que su resultado final tendrá a su vez repercusión en la configuración de las listas para las autonómicas. Por ejemplo, señala una voz, si Fátima Mohamed Dos Santos, finalmente es relegada por Deu, habrá que garantizarle un puesto de salida en las listas de las autonómicas.

Como sea, Rontomé, ya dejó claro el viernes cuando se anunció a Guillermo Martínez como candidato al Congreso que con las listas de las autonómicas se prevé agotar el plazo legal para hacerlas públicas y presentarlas, dado que la negociación y el encaje de candidatos es complicado. Entre otras razones, porque la amenaza de VOX parece reducir el número de puestos garantizados en la Asamblea y porque además, algunos de los actuales consejeros ya habrían manifestado su intención de abandonar el Gobierno y la Asamblea, mientras otros, que sí quieren repetir, aún no han recibido consulta alguna por parte de la Dirección del partido.