Discurso de Carracao en el Pleno de Presupuestos del lunes 29 de diciembre de 2014


Discurso de Carracao en el Pleno de Presupuestos del lunes 29 de diciembre de 2014
- Texto facilitado por el Partido Socialista Obrero Español de Ceuta
Buenos días… señor Presidente, señores y señoras diputadas, buenas días a los y las profesionales de los medios de comunicación y a quienes a través de ellos nos ven u oyen desde sus casas, y especialmente a quienes están hoy aquí en el salón de Plenos.

Tras la aprobación inicial, y el período de exposición pública y alegaciones, hoy debatimos la aprobación definitiva de los PG para 2015. Los/las socialistas consideramos que este Presupuesto, como ya dijimos en el debate de hace un mes, no es el instrumento que Ceuta necesita para el cambio, para superar su estancamiento, para desprenderse de las mismas fórmulas que nos dejarán en el mismo sitio.

Llevamos casi cuatro años haciéndoles planteamientos al Gobierno para que cambie, en los tres últimos ejercicios hemos presentados alegaciones parciales para al menos, conseguir que se atendieran algunas de las necesidades más básicas que teníamos, como por ejemplo, la de hacer llegar el material escolar a todos los niños y niñas de Ceuta, pequeñas correcciones a la visión del actual Gobierno, pero ya no.

Ya no es tiempo de enmendar sino de cambiar radicalmente.

Este Gobierno no ha reaccionado a lo que le dijimos en el debate de aprobación inicial. Hace un mes, les enumeré todas las propuestas aprobadas y por lo tanto, que deberían estar reflejadas, como exigencia legal, en el presupuesto para 2015. Propuestas aprobadas a instancia de los socialistas. MEDIDAS ECONÓMICAS: tales como, una especial consideración a las empresas de alta y media-alta tecnología como sector estratégico para la generación de empleo; el Plan de incentivo para la contratación de personas con discapacidad; Sistema de bonificación de transporte de mercancías; Bono de contratación para mayores de 55 años; la creación del Hotel-Escuela; Becas Ceuta Segunda Oportunidad para el retorno al sistema educativo; Plan Integral de Turismo y puntos turísticos por la ciudad; la Ordenanza Municipal de Inspección técnica de Edificios; MEDIDAS SOCIALES COMO: Aumentar medios materiales y humanos en los Servicios Sociales, crear un Servicio de urgencias y cambiar la petición de citas para evitar colas; Incentivos en la contratación de jóvenes desempleados/as; Campaña de esterilización de gatos; Medidas de apoyo al Lenguaje de Signo; Servicio de Mediación Familiar; Plan de accesibilidad; Medidas para favorecer la participación ciudadana; la línea U de transporte público para dar servicio circular desde el centro al campus; la Pista de Motocrós; el Aumento de los recursos de la guardería Amor Fraterno; el Bono para los niños y niñas víctimas de violencia de género; Hacer parques accesibles y poner pérgolas; Acondicionamiento de las playas para el deporte nocturno y para hacerlas accesibles; Fomento del deporte adaptado; Programa de Becas para la Atención Temprana; una Ludoteca en las instalaciones del Guillermo Molina. Y un largo etc. de propuestas trabajadas, argumentadas y de las que conseguimos hacer partícipe al Gobierno en la visión de su necesidad, que sin embargo, no aparecen por ningún lado.

No señor Presidente, no es el tiempo de insistirle más, no es el tiempo de volver a convencerle de lo que hace falta y usted no ve, no es el tiempo de volver a pedir que se incluyan estos y otros acuerdos plenarios en el Presupuesto, es el tiempo de hacer un cambio tranquilo pero decidido, un cambio sereno pero radical de la situación de la economía, de las familias y de los derechos en Ceuta. Es el tiempo de poner rumbo hacia el desarrollo.

Nuestro estancamiento es la mejor justificación para que clamemos por el cambio. Usted señor Vivas, con este Presupuesto reconoce que no tiene ideas ni energías para liderar esa recuperación.

La cuestión está clara, la economía de la ciudad está en vía muerta, hay una parálisis total en el desarrollo y no hay generación de riqueza.

Este es sin duda, señor presidente, el mayor drama para Ceuta, y el fiel reflejo de lo que supone su gobierno para la ciudad, una losa que nos impide despegar.

Un presupuesto no es un documento de cifras sino que es una herramienta para orientar la acción. Y usted ha renunciado a ello, se limita a cumplir con las exigencias legales de presentar un presupuesto, basado, únicamente, en alteraciones en los estados de ingresos y gastos sobre el ejercicio anterior. Usted ha renunciado a luchar por ganarnos el futuro y ha apostado por la comodidad de la reiteración, por hacer lo mismo de siempre.

¿Qué vamos a hacer nosotros, si los ceutíes se suman a esta certeza de la necesidad del cambio?

Primero. Vamos a cambiar la estructura de ingresos de la Ciudad.

Proponemos modificar el IPSI para que la actividad económica empresarial sea más ágil y de esa manera las empresas locales sean más competitivas. Hay que dotar, y ese es nuestro compromiso, al IPSI de una estructura similar al IVA y conseguir que los empresarios paguen en cada momento de su actividad y no como en la actualidad está dispuesto, que paguen antes de la propia actividad.

Con ello qué buscamos: movimiento, actividad y por lo tanto, creación de empleo.

En el capítulo de ingresos, estableceremos un tipo del cero por ciento a los productos destinados a cualquier forma de actividad industrial en la ciudad.

Con ello buscamos, potenciar el sector industrial, las fábricas y la producción en Ceuta, y por lo tanto, la creación de empleo.

Segundo. Hay que ahorrar.

Su organización de la Administración y su funcionamiento, es ineficiente. Sólo hay que mirar al capítulo dos.

Son muchas las cuestiones a ordenar, tenemos que saber cuántos son y donde están los trabajadores con una Relación de Puestos de Trabajo. Tenemos que saber qué cosas son propiedad de la ciudad y qué locales tenemos, con el inventario general y el inventario de locales e inmuebles.

Pero sobre todo, tenemos que optimizar el gasto.

Vamos a implantar una Central de Compras para toda la ciudad y el sector público periférico, con el único criterio del mejor precio. El dinero de los ceutíes es sagrado y hay usarlo de la mejor forma posible.

Otra cosa que es urgente, como uno de los ejemplos que podría poner, es la revisión de los contratos de la luz, hay que revisar potencias contratadas y la necesidad de los contratos porque ahí, se van cantidades millonarias en la legislatura.

Con ello buscamos el buen uso del dinero público, el ahorro y evitar gastos injustificados pudiendo así disponer recursos a la reactivación económica, y por lo tanto, a la creación de empleo.

Tercero. Hay que afrontar la situación de la deuda en la que nos habéis metido.

Esta deuda es una gran traición porque no se justifica en la búsqueda de soluciones a nuestro estancamiento o a medidas para luchar contra los problemas del paro o la falta de vivienda, no se justifica en la mejora de las condiciones de vida de los y las ceutíes, sino que se debe, principalmente, al cumplimiento de sentencias judiciales por reclamaciones de impagos al ayuntamiento; al pago de intereses por sus facturas guardadas al no tener soportes legales para poder pagarlas, y que nos obligó a entrar en el “Plan de Pago a Proveedores”; por las desviaciones y continuos modificados de los proyectos de obras; por los gastos superfluos y el descontrol en la administración; en definitiva, la deuda se debe, al poco respeto y valor que le han dado al dinero público de todos los y las ceutíes, del que pensaron estaba ahí, para ayudarles a ustedes a ganar las elecciones.

Nosotros vamos a asumir el momento que nos ha tocado vivir, vamos a afrontar su herencia de endeudamiento y lo que haremos será organizar nuestros presupuestos, empezando por la modificación de este, después de mayo, para adelantar el pago total de la deuda, sacrificando ornato y obras de embellecimiento que a todo gobierno les gustaría poder hacer, pero que solo los irresponsables como ustedes anteponen a lo que de verdad es interés general.

Qué buscamos con ello, aliviar la carga de la ciudad cuanto antes para poder presupuestar el verdadero plan de reconversión de la ciudad, a todos los niveles, potenciando así nuestra actividad, y por lo tanto, la creación de empleo.

Cuarto. Hay que solucionar la situación del sector público empresarial.

Haremos un nuevo diseño de las empresas y organismos municipales. En base a los informes de los técnicos, haremos un diseño de ocho entidades, entre empresas, organismos autónomos y entes públicos.

La estructura a la que nos comprometemos, pasa por englobar a Procesa, Parque del Mediterráneo y Servicios Turísticos, en una sola sociedad.

Crearemos el Patronato Cultural y Educativo de Ceuta, que se nutriría del actual Patronato de Música, Escuela de Idiomas, el I. E. Ceutíes y el ICD.

Y crearemos la Empresa de Vivienda, Obras y Medio Ambiente de Ceuta, con la actual Obimasa, Obimace y Emvicesa.

Mantendremos la sociedad Puerta de África, Servicios Tributarios, Amgevicesa, Acemsa y RTVCE.

Lo que conseguiremos será un ahorro sobre los más de 72 millones que supone la actual estructura del sector periférico empresarial.

¿Cómo?

Mancomunando los servicios externos tales como asesoramiento y asistencia técnica que actualmente están multiplicados por el total de empresas y sociedades.

Y confeccionando planes de reflotamiento a partir del diagnóstico económico y financiero, real de cada sociedad o empresa. Vamos a modificar los objetos sociales, ampliándolos, para que de esa manera busquen formas externas de ingresos, al margen del presupuesto de la ciudad, y así alcanzar la mayor cota de autofinanciación que para cada caso se determine, en función a sus posibilidades.

Qué buscamos con ello, la sostenibilidad de la administración y asegurar su mantenimiento, pudiendo liberar recursos para la estimulación económica, y por lo tanto, para la creación de empleo.

Quinto. Hay que reenfocar la política de inversión social y productiva.

Hay que recuperar la gestión de los asuntos sociales y fiscalizar el buen fin de los recursos públicos, cuando sólo por evidente necesidad, se pongan en manos de terceros.

Su presupuesto en políticas sociales es un mero reparto y búsqueda de contentar a todos. Eso provoca duplicidades en los servicios que se financian, escaso control de la calidad de los servicios que se presentan, pero sobre todo, un mayor coste para las arcas públicas.

Hay que diseñar un verdadero plan de inversión social, aumentando los recursos humanos y optimizando los económicos y materiales. Si tenemos suficiente personal, las propuestas de solución a las necesidades que nos lleguen, serán más inmediatas y diversas, y, tal y como se ha demostrado allí donde las áreas sociales están suficientemente dotadas en cuanto a recursos humanos, también menos gravosas para las arcas públicas. Agilidad y celeridad en área social, son sinónimos de eficacia y eficiencia en el gasto.

Las inversiones han de ser productivas, sólo se han de hacer aquellas que nos ayuden a mejorar la calidad de los servicios públicos, a superar las desventajas con otros territorios, y a prepararnos para nuestro desarrollo.

Qué buscamos con ello, optimizar el gasto, hacer que la necesidad real, la de verdad, que hay mucha en nuestra ciudad desgraciadamente, esté atendida como garantía de un derecho, y que la inversión de un solo euro público sea para que multiplique su retorno y se ponga al servicio del estímulo y la creación de empleo.

No señor Vivas, su camino no es el camino que la Ceuta actual demanda, igual que este no es el presupuesto del desarrollo. No podemos enmendárselo, los cambios que han de acometerse son muchos más profundos.

Este presupuesto refleja su figura política, alejada de la realidad de la calle, sin ilusión por intentarlo, sin la más mínima apuesta por buscar salidas.

Y con toda humildad pero también con total conciencia de lo que significa, le digo, que su presupuesto no es enmendable, igual que su gobierno no es conveniente si queremos que las cosas cambien, su tiempo se acabó.

La máxima responsabilidad del próximo Gobierno será dar viabilidad y futuro a la ciudad y a sus ciudadanos, a través de iniciativas y decisiones que contribuyan a la dinamización económica, a la creación de empresas, a la optimización de los recursos públicos y a la reducción de la deuda. Y eso, no se conseguirá con enmiendas a su presupuesto.

Hoy votamos no a su último presupuesto, con la esperanza de poder abrir un tiempo nuevo.

-Réplica del Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista al Portavoz del Gobierno-

Nosotros presentaremos un presupuesto detallado nada más llegar al Gobierno, porque lo que sí somos es responsable, y tenemos que conocer la realidad de las cuentas. Sólo como ejemplo de lo que nos podemos encontrar, diré que si no llega a ser por la opción del plan de pago a proveedores, no conoceríamos la existencia de los 80 millones de deuda, negados hasta la saciedad por el Gobierno. Lo que esconden las alfombras solo lo sabremos cuando lleguemos para levantarlas. Y en ese momento, que no le quepa la duda a nadie que diremos la verdad a los/as ceutíes de la situación, que diseñaremos un Presupuesto acorde a esa realidad pero basado en los compromisos y planteamientos que acabo de hacer públicos.