"EL GOBIERNO NO QUIERE APROBARLO"

Empresarios, arquitectos y abogados se unen para forzar la aprobación del PGOU

Empresarios, arquitectos y abogados se unen para forzar la aprobación del PGOU
Panorámica de Ceuta desde el mirador de Isabel II
Panorámica de Ceuta desde el mirador de Isabel II  

Representantes del Colegio Oficial de Arquitectos, del Colegio de Abogados y de la Confederación de Empresarios de Ceuta se reunieron este martes para acordar movimientos conjuntos para presionar al Gobierno para que apruebe de una vez por todas el Plan General de Ordenación Urbana. “No podemos seguir así, con un Plan General de 1992”.

El primer paso será citar a los partidos de la oposición. Desde este viernes comenzarán una ronda de reuniones con representantes de Caballas, MDyC, Ciudadanos y PSOE para explicarles su postura, ante la evidencia de que el Gobierno está alargando el proceso de aprobación del Plan General de Ordenación Urbana, maniatando la economía . Una aprobación que es una “necesidad”, insisten, “es necesario que el Plan General “salga adelante”.  

Ceuta se regula con una norma urbanística de 1992, vinculada a una Ley del Suelo de los años 50, recuerdan desde el Colegio de Arquitectos, sin un plan sobre el que diseñar el crecimiento y desarrollo de la ciudad, y este Gobierno lleva 16 años prometiendo la redacción de un nuevo PGOU.

El debate plenario definitivo en torno al texto del PGOU estaba previsto para este mes de mayo que se acaba sin que se haya debatido ni aprobado nada, y empresarios, abogados y arquitectos empiezan a temer que el Gobierno no quiere aprobar el PGOU y están dilatando el proceso todo lo que pueden para quedarse fuera de plazo.

La herencia, una excusa

Más aún, sospechan que la polémica vivienda heredada por el presidente Juan Vivas en las Balsas, anexa al viejo Hospital de Cruz Roja, no es más que una “excusa” para no aprobar el PGOU, una estrategia para dilatarlo aún más. La posibilidad de que el presidente Vivas se vea obligado a abstenerse e inhibirse de debate dejaría al grupo popular en minoría, lo que pondría al PGOU en manos de la oposición, una posibilidad que el propio Gobierno se ha encargado de filtrar, dejando caer que la cuestión complica la aprobación del PGOU.

Una “excusa” para no aprobarlo, apuntan los arquitectos, la herencia se conocía ya en la aprobación del texto inicial en 2016, “no se han enterado ahora”, cuestionan apuntando las verdaderas intenciones del Ejecutivo: buscarse una excusa para no aprobar el PGOU. “No quieren aprobarlo”, sostienen.