ENTREVISTA

Vivas: "Va a estar difícil otra mayoría absoluta"

Vivas: "Va a estar difícil otra mayoría absoluta"
Vivas durante el acto de partido con motivo de la visita de Pablo Casado en el que fue proclamado candidato a la presidencia de la Ciudad Autónoma de Ceuta./archivo
Vivas durante el acto de partido con motivo de la visita de Pablo Casado en el que fue proclamado candidato a la presidencia de la Ciudad Autónoma de Ceuta./archivo  

El presidente Vivas repasa en primera persona su gestión al frente del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta -casi 18 años ya- y de paso mira al futuro inmediato, la reelección, tras despejar dudas. Lo hace, reconociendo, por ejemplo, que a sus ejecutivos les ha faltado poner intensidad para hacer entender a España y la UE que el Tarajal es una infraestructura "estratégica" que "no debería haber permanecido tanto tiempo así" y fijar por tanto el objetivo de un paso del siglo XXI como prioritario si las urnas le vuelven a dar para seguir con el bastón de mando.

- El último varapalo ha sido el de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre el transporte marítimo, otro tema que lleva décadas coleando, pero parece usted inasequible al desaliento y a la impotencia ante problemas como ese. En mayo se presenta otra vez.

- Somos corredores de fondo. Las reservas no están agotadas.

- Pero usted le dijo a los suyos el año pasado que lo dejaba. ¿Qué ha cambiado?

"Uno tiene momentos de debilidad, es persona. El trabajo, la tensión, circunstancias personales… Este trabajo está sometido a mucho estrés y mucha tensión. Yo nunca he reunido a nadie para decir que me voy. A lo mejor un día de un cabreo muy gordo, muy afectado por alguna cosa… En la intimidad del vestuario quien ha estado sabe qué pasa. Estoy aquí y me presento porque quiero, porque me considero útil y me gusta" 

- Uno tiene momentos de debilidad, es persona. El trabajo, la tensión, circunstancias personales… Este trabajo está sometido a mucho estrés y mucha tensión. Yo nunca he reunido a nadie para decir que me voy. A lo mejor un día de un cabreo muy gordo, muy afectado por alguna cosa… En la intimidad del vestuario quien ha estado sabe qué pasa. Yo le he dedicado mi vida a esto y le estoy muy agradecido a los ceutíes. Desde el punto de vista de mi profesión, que es el servicio público, me han dado la oportunidad de hacer lo que más me gusta al máximo nivel. He perdido condiciones físicas, los años se me notan, pero he ganado experiencia, criterio y capacidad de análisis del futuro de Ceuta. Esa vocación de servicio se impone porque me gusta lo que hago: no quiero admiración indebida ni lástima. Estoy aquí y me presento porque quiero, porque me considero útil y me gusta, pero decidirán si sigo o no los ceutíes y no voy a especular con el resultado. Lo voy a interpretar de forma rigurosa y exigente porque la decisión última es suya.

- El 10 de febrero cumplirá 18 años como presidente, una vida. ¿Cuánto hace que usted no va solo a un comercio, a tomar un café o a dar un paseo? ¿Cuándo deja de ser presidente?

- Cada mañana hay que dar las gracias a Dios por un amanecer nuevo. Yo ya estoy en una edad de alto riesgo. Yo creo que esta etapa será la última, El 27 de febrero cumpliré 66 años. Al final de la próxima legislatura tendría 70 y ya está bien, pero mi vida ordinaria no ha cambiado mucho con respecto a antes de ser presidente. Desde el punto de vista de las horas tengo más responsabilidad y soy más consciente de ella pero en mi vida cotidiana me desenvuelvo de la misma manera con algunas servidumbres. No presido el Gobierno de España ni soy ministro. Para mí es muy importante ser el presidente de la Ciudad Autónoma pero...

- ¿Cee que mantiene contacto directo con la realidad al margen de su círculo de asesores, consejeros...?

- Sí. Quien me conoce sabe que me gusta que las personas me digan lo que sienten, que no se repriman porque uno tenga determinada responsabilidad. Me gusta que me hablen con claridad y confianza, que me digan lo que piensan.

En el PP seguimos siendo un partido de centro-derecha que defiende de una manera inequívoca la Constitución y sus valores, que cree en la unidad de España y en su integridad, en la monarquía parlamentaria, en la soberanía nacional, en la libertad, la igualdad y la justicia como marco de convivencia. En la iniciativa privada, el emprendimiento y la familia. Somos un partido liberal y conservador que no ha cambiado

- Hay quienes aprecian que la gente ya no le habla igual, que el fervor se ha apagado

- Yo creo que las personas me respetan y encuentro muchas manifestaciones de aprecio, pero esto desgasta. El tiempo desgasta y la notoriedad, la popularidad, se resiente. Pero donde voy encuentro cariño y respeto y eso no implica que me vayan a votar. Lo mismo desde mi punto de vista. Si el afecto a las personas se limitase al respaldo político… Igual suena a frivolidad, creo que no, pero esto consiste en ser buena persona antes que nada.

- ¿Cree que ese talante suyo va a ser compatible con Vox y con el nuevo PP?

- Las formas se actualizan. Vienen personas jóvenes… Tenga en cuenta que Pablo Casado lo es y tiene sus formas propias.

- No es solo joven. Es muy Aznar, al menos más Aznar que Rajoy. ¿No?

- Yo no noto eso. En el PP seguimos siendo un partido de centro-derecha que defiende de una manera inequívoca la Constitución y sus valores, que cree en la unidad de España y en su integridad, en la monarquía parlamentaria, en la soberanía nacional, en la libertad, la igualdad y la justicia como marco de convivencia. En la iniciativa privada, el emprendimiento y la familia. Somos un partido liberal y conservador que no ha cambiado. Lo habrá hecho el panorama político alrededor porque ha habido fenómenos sociales muy impactantes en los vehículos de comunicación y me refiero a las redes sociales, la crisis económica y otros cambios críticos… Nosotros ideológicamente estamos donde estábamos y Pablo Casado representa eso, pero a veces se asignan etiquetas que no corresponden con la realidad y cuando uno habla con ellos en profundidad se da cuenta. Hay una tendencia a etiquetar que comprendo pero... Siendo sincero solo aprecio cambios de forma: sin atril, sin micrófono, pero el fondo es el mismo.

Yo creo en el diálogo, el análisis, la conversación, la columna y el editorial. Habrá quien me vea 'más antiguo que andar pa’lante' pero hay cosas que requieren más que un pantallazo. No todo es blanco negro, A o B, todo tiene matices y hay que entrar para llegar a una conclusión válida…

- Habla de las redes. ¿No le interesan? ¿Por qué no está en ellas? ¿No aparecerá en Facebook en campaña?

- No, pero sí me interesan. Tengo personas que me cuentan lo que pasa.

- Pero no lo ve directamente.

- Sé lo que sale.

- ¿Lo ve o se lo cuentan?

- Me lo cuentan personas muy cercanas, pero uno tiene que filtrar. No soy un retrógrado. Nuestro trabajo ha mejorado con Internet y el mundo digital, no se puede negar la evidencia, pero nada es perfecto y como todo hay componentes negativos: polémicas gratuitas, verdades que no lo son, incentivar la confrontación hasta perdiendo el respeto y las formas… Todo eso no me gusta. No quiero poner ejemplos de calamidades que me han contado y no han sido verdad. Yo creo en el diálogo, el análisis, la conversación, la columna y el editorial. Habrá quien me vea 'más antiguo que andar pa’lante' pero hay cosas que requieren más que un pantallazo. No todo es blanco negro, A o B, todo tiene matices y hay que entrar para llegar a una conclusión válida…

vivas sanchez apaisada

La violencia de género es una realidad desgraciada en nuestra sociedad. Eso no lo discute nadie. Existe. Quien considere a la mujer inferior, una cosa o un objeto para usar o abusar es un canalla. No niego que esa realidad sociológica existe y como yo piensa el presidente nacional del PP.

- ¿Se ve dejando de hablar de violencia de género para hacerlo de violencia doméstica?

- La violencia de género es una realidad desgraciada en nuestra sociedad. Eso no lo discute nadie. Existe. También que el PP está en contra y a favor de poner todos los medios para acabar con esa lacra social sin que sea un motivo de confrontación partidista. Hacen falta consensos básicos, como con el terrorismo o la unidad de España, todos a una. Lo que no es legítimo es que la izquierda quier tachar de machista al resto. Eso es sectario. Yo tuve una medio bronca aquí y no estaba Pablo Casado porque un partido quería culpar al capitalismo o a los partidos no de izquierdas. La violencia de género es la manifestación más dramática de la desigualdad. Quien considere a la mujer inferior, una cosa o un objeto para usar o abusar es un canalla. No niego que esa realidad sociológica existe y como yo piensa el presidente nacional del PP.

Nos ha faltado intensidad a la hora de poner de manifiesto la necesidad de abordar la frontera del Tarajal por parte de España y de Europa como una infraestructura de interés estratégico. Tendríamos que haber hecho más esfuerzo, quizá en detrimento de otras gestiones de carácter más 'autonómico'. Esto no podía estar así durante tanto tiempo.

- ¿Después de casi 20 años de mayoría absoluta se ve gobernando con otro u otros partidos?

- Va a estar difícil otra mayoría absoluta. El diálogo es una virtud de la acción política pero partimos de ahí y tenemos que ser ambiciosos. Tenemos la conciencia tranquila con asignaturas pendientes y errores, pero hemos hecho un trabajo meritorio para volver a obtener el respaldo ciudadano con el mismo nivel de representación. Veremos. No voy a hablar de pactos porque sería prematuro, precipitado y una falta de respeto al ciudadano.

- Dígame algún error concreto que asuma más allá del humilde genérico

- Nos ha faltado intensidad a la hora de poner de manifiesto la necesidad de abordar la frontera del Tarajal por parte de España y de Europa como una infraestructura de interés estratégico. Tendríamos que haber hecho más esfuerzo, quizá en detrimento de otras gestiones de carácter más 'autonómico'. Esto no podía estar así durante tanto tiempo.

Que nadie se ofenda pero comparar lo que necesitamos en la frontera con un kilómetro de AVE… No hay color y aquí mismo se han hecho inversiones mucho más importantes. Hay un proyecto de 14 millones de infraestructura física y la frontera inteligente cuesta unos cinco. No se ha hecho, se ha fallado, y digo que es prioritario porque es viable, porque aquí se ha hecho un centro penitenciario que ha costado más de 130 millones de euros…

- ¿Cuánto hace que usted no cruza la frontera?

- Hace tiempo, pero no demasiado. En 2018 lo hice un par de veces. No es mi competencia y si incluyera en mis obligaciones diarias ir allí… Uno tiene que ser respetuoso con cada Administración pero hemos puesto, en términos paliativos, todo lo necesario con generosidad y compromiso: el Tarajal II y la parcela de embolsamiento funcionan gracias a los dispositivos de la Ciudad y eso ha sido marca de la casa, abordar los problemas sin mirar más.

- ¿Esa sería su prioridad si gobierna esa ‘última’ legislatura de la que hablaba?

- Yo creo que sí.

- ¿Esa cuál? ¿Qué frontera quiere? ¿Fluida para salir a Marruecos, para que vengan los turistas, para los porteadores, para mercancías...?

- Queremos una frontera del siglo XXI y eso significa que lo habitual no sean colas, retenciones y avalanchas. Que los trabajadores allí destinados puedan hacer su labor en condiciones normales, ni estresados ni en riesgo. Que quienes la crucen no corran peligro. Que sepamos quiénes y cuándo entran y salen. Que entre quien quiere y debe entrar y que no lo haga quien no. Y que sea palanca de desarrollo económico. Ceuta y Melilla contribuyen de manera muy importante al desarrollo económico del norte de Marruecos y es legítimo pensar en que ellos apoyen nuestro desarrollo comercial y turístico. Para eso hace falta una frontera en condiciones, bien dotada y equipada, segura y respetada. Se puede hacer y tenemos la obligación de intentarlo.

Mariano Rajoy Juan Vivas en La Moncloa 4

- ¿Y qué haría para que en 2023, al hacer balance, no repitiésemos lo mismo? ¿Pondría dinero de la Ciudad? ¿Sería más exigente en La Moncloa?

- Si hicieran falta fondos lo haríamos hasta el límite de nuestras capacidades, pero no creo que lo que hace falta desborde al Estado. En absoluto. Que nadie se ofenda pero comparar lo que necesitamos en la frontera con un kilómetro de AVE… No hay color y aquí mismo se han hecho inversiones mucho más importantes. Hay un proyecto de 14 millones de infraestructura física y la frontera inteligente cuesta unos cinco. No se ha hecho, se ha fallado, y digo que es prioritario porque es viable, porque aquí se ha hecho un centro penitenciario que ha costado más de 130 millones de euros…

- Que está medio vacío

- Que está más de la mitad vacío. ¿No se va a poder hacer la frontera de España y de Europa...?

- El otro día en el Parador, con Pablo Casado, hablaba también de la convivencia...

- Fundamental

- ¿Usted entendió eso del "ejemplo" de “inmigración integrada” que supuestamente somos?

Estoy radicalmente en contra de utilizar los sentimientos religiosos que pueden dividir a los ceutíes con fines de interés político.

- Sí. Lo sé porque he hablado con él. Dijo que, al igual que en la inmigración la integración es posible, Ceuta, en un mismo ámbito territorial, demuestra que podemos vivir perfectamente personas de distintas culturas y credos. Son dos planos para transmitir una idea: la convivencia es posible y si alguien necesita verlo, que venga a Ceuta. Posible, no fácil ni invulnerable, por eso estoy radicalmente en contra de utilizar los sentimientos religiosos que pueden dividir a los ceutíes con fines de interés político.

- Eso lo dijo también. ¿A quién se refería?

- Quien quiere la convivencia no quiere, a priori, ofender a nadie. Que cada uno haga examen de conciencia antes de la campaña. Desde mi experiencia y mi cariño a esta tierra digo: no juguemos con eso ahora que vamos a empezar un partido relevante.

vivas zapatero

- ¿Quién juega?

- El tema de la convivencia es un activo fundamental. Nuestro patrimonio inmaterial tiene dos activos: el patriotismo y el amor a España y la convivencia y para mí están íntimamente relacionados porque nos une a los ceutíes. Yo lo viví al recibir a los Reyes y estábamos todos juntos. Nadie forzó a nadie, fue espontáneo, todos bajo la misma bandera, aunque algunos la cojan más que otros. Hay que ser responsables para no jugar con eso porque hay riesgo: alguien puede pensar que hablando de 'racistas' va a sacar votos de una parte del electorado. Que diciendo que con una parte de Ceuta 'no se puede vivir'… No hagamos eso.

- O sea, que se refería a los que galopan y a Caballas.

- No quiero provocar a nadie y por eso les pido a todos que no utilicemos eso. Todo el mundo sabe aquí quién piensa en izquierdas y en derechas. Que ese sea el debate político.

- ¿En estos 18 años usted cree que la convivencia entre ceutíes ha evolucionado…?

- Positivamente con dificultades. Me baso en la realidad, en mi realidad. Yo hablo con las personas. La Asamblea responde a la realidad cultural de Ceuta y no hemos tenido ni esperamos tener grandes broncas por razones religiosas o culturales… El ceutí aprecia al ceutí mirándole a los ojos.

- ¿Usted no ve que los colegios y los barrios son cada vez crecientemente monoculturales y que una parte de la sociedad los desearía aún más?

- El colegio depende de la población del entorno y según sea ésta así es el alumnado, pero cuando llega un momento deportivo, de redacción, no noto sensibles diferencias. La alumna [del CEIP Príncipe Felipe] que ha ganado el premio nacional de la Constitucion… Ya quisiera haber escrito yo ese folio de una niña que vive en una barriada periférica culturalmente monocolor, pero con los valores constitucionales muy arraigados. Eso es lo que queremos, no que nadie se convierta a nada. Yo vivo en Ceuta: nos une el afecto y entre mis amigos hay cristianos y musulmanes para hablar de todo. Aquí no hay colisiones, hay una procesión que sale de un barrio donde todos son musulmanes y no hay problema, el barrio no está en contra de eso.

- Todos los que van ese día no vuelven el resto del año

- Como el que va de romería en cualquier otro lado

- Es una convivencia de romería

- De romería ese día, pero si la gente no quisiera no se podría hacer. Estamos acostumbrados a la llamada a la oración y ¿alguien protesta por eso?

- En el Príncipe no, pero cuando suena en Recinto y se escucha en el centro,

- Que se queje una poca de gente… Vamos a explotar en positivo lo que nos une, que es mucho, y no mezclemos convivencia, religión y cultura con política. No es bueno porque las consecuencias son muy negativas. No juguemos con fuego.

Juan Vivas y Casado-1

- ¿Cómo se va a convertir a Ceuta, capital del paro y el fracaso escolar, en vanguardia de la economía digital?

- Es una apuesta acorde con los tiempos. El polo de economía digital está funcionando, tenemos un concurso de incubadora de empresas y ya hay cuatro sociedades de juego on line que han establecido su domicilio en Ceuta. Estamos pendientes de ciertas incógnitas de fiscalidad con consultas vinculantes. Hemos suscitado interés y hay que lograr que se materialice en un inversión real. Los técnicos se lo están creyendo y eso alimenta que pueda ser un segmento importante. Están preguntado por suelo. Ojalá se materialice y suelo hay, sabemos dónde.

- Pero aparte de los técnicos tendá que créerselo la gente. ¿Esas cuatro sociedades cuántos trabajadores tienen?

- Están dispuestas a invertir y localizarse. No sé si habrá veinte personas contratadas o a punto.

El juego on line ya está definido y ahí se trata de aprovechar la oportunidad del 'Brexit'. En Gibraltar sí se han producido 4.000 empleos. Veremos si se va a producir en Ceuta y estaremos en la línea de salida. Una cuestión que destacan las compañías es que el talento surge donde menos se espera y que no hacen falta grandes conocimientos para revolucionar el sector con una idea. De ahí la incubadora

- Ustedes han hablado de 4.000 puestos de trabajo

- Si esto cuaja de verdad será un sector básico para nuestro futuro. No nos cruzamos de brazos tras la caída del bazar, el avituallamiento de barcos y el servicio militar. Probamos con la acuicultura, con las Reglas de Origen… Se han intentado muchas cosas. Ahora creemos que hay que pensar en la economía digital pero sin dejar de apoyar al Comercio porque Ceuta seguirá siendo una ciudad comercial y turística. El otro es un sector potencial y prometedor que ojalá se desarrolle y estamos en ello de forma profesionalmente solvente.

- ¿No nos falta capital humano?

- Es curioso, una cuestión que destacan las compañías es que el talento surge donde menos se espera y que no hacen falta grandes conocimientos para revolucionar el sector con una idea. De ahí la incubadora. El juego on line ya está definido y ahí se trata de aprovechar la oportunidad del 'Brexit'. En Gibraltar sí se han producido 4.000 empleos. Veremos si se va a producir en Ceuta y estaremos en la línea de salida.

- La oposición le ha criticado muchas veces la supuesta "excesiva dependencia" de la institución de las transferencias del Estado. A Ceuta no se le cae de la boca la apelación a la solidaridad del resto de España, que en muchos rincones también lo pasan muy mal, pero ¿no abusamos de ella con Planes de Empleo para que haya personas cobrando por fregar las aceras?

- Dicho de esa manera… La caricatura puede distorsionar el juicio acertado de la realidad. Tuvimos el problema de Gran Vía con polvo diario… No pretendo que la costumbre se extienda, pero no podemos transmitir la idea de que el Plan de Empleo es eso. La mitad son personas con formación que tienen una primera experiencia laboral, como unas prácticas, y eso es positivo. Pero entre los demandantes en Ceuta un 40 por ciento no tienen ninguna formación y están para percibir una retribución con fines fundamentalmente sociales. La política está para transformar la realidad, pero esta no se puede desconocer más allá de cuestiones llamativas.

De las cosas de las que estoy más satisfecho es de la compensación del IPSI.

- ¿Y con los vuelos directos a Melilla? Cada ida y vuelta cuesta unos 450 euros al conjunto de los españoles. ¿Había una demanda social, una necesidad, de subvencionar ese transporte?

- Conectar Ceuta con Melilla es hacerlo con una parte del territorio nacional especialmente relevante para nosotros porque estamos en el mismo continente, porque se habla de nosotras como de Ortega y Gasset, porque tenemos el mismo fuero fiscal y el mismo estatus jurídico. Que Ceuta y Melilla estén unidas es un asunto de interés nacional como unir islas del archipiélago canario. Son intangibles. No creo que se haga un abuso de lo que aquí se recibe. Los Gobiernos de Ceuta hemos hecho un esfuerzo notable para incrementar el apoyo solidario del conjunto de los españoles porque no hay otra realidad territorial en España con estas dificultades y ese apoyo sostiene servicios públicos y yacimientos de renta y empleo. Si aquí no llegaran los 90 millones que llegan más que cuando accedimos al Gobierno de la Ciudad tendría un impacto definitivo en los servicios y el empleo. Es una clave de supervivencia y de las cosas de las que estoy más satisfecho es de la compensación del IPSI.