INTERIOR

España intentará que las obras en la frontera no colapsen más el Tarajal y evita reproches a Rabat

España intentará que las obras en la frontera no colapsen más el Tarajal y evita reproches a Rabat
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Ante las cámaras, buenas caras. El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y la delegada del Gobierno en Ceuta, Salvadora Mateos, han asegurado desconocer y se han negado a valorar este miércoles la negativa de Marruecos a reabrir aunque sea provisionalmente el 'Tarajal II' para facilitar la ejecución de las obras que Interior va a acometer en la parte española de la frontera oficial, que presumiblemente comenzarán el próximo lunes.

La propia Administración del Estado ha contado que es así, que el país vecino se niega a colaborar, pero ninguno de sus portavoces se atreve a decirlo si no es bajo manga.

"No me consta que exista una negativa de Marruecos: lo que yo puedo transmitir es que vamos a intentar que las obras afecten lo menos posible al tránsito de vehículos y personas... Cualquier actuación afecta, pero no queremos que cause perjuicios a los usuarios y vamos a desvincularlo del uso del 'Tarajal II", ha apuntado Pérez.

La delegada también ha dado marcha atrás: "Yo no he hecho declaraciones en ese sentido porque llevo sin hacerlas desde hace dos o tres meses sobre la frontera... Ummmm... De momento vamos a hacer lo que acaba de decir el secretario de Estado, hacerlo por nuestro paso fronterizo y si tenemos alguna dificultad ya veremos cómo actuamos", ha declarado.

Las autoridades marroquíes trasladaron a principios de febrero al Gobierno de España su negativa a colaborar durante los meses que duren las obras de reforma del lado español la frontera abriendo el paso peatonal para desviar el tránsito de personas a pie por allí.