A ESTUDIO

Fomento agradece las alegaciones al convenio de la Manzana presentadas por COACE y Caballas

Fomento agradece las alegaciones al convenio de la Manzana presentadas por COACE y Caballas
Edificio aún sin uso de la Manzana de Revellín./archivo
Edificio aún sin uso de la Manzana de Revellín./archivo  

El consejero de Fomento, Néstor García, ha agradecido de forma pública este viernes las alegaciones presentadas al convenio entre las empresas privadas copropietarias de la Manzana del Revellín y la Ciudad Autónoma que pretende desbloquear el no uso de parte del complejo y que han presentado Caballas y el Colegio Oficial de Arquitectos de Ceuta (COACE), incidiendo en la misma conclusión, el convenio es claramente favorable, por una valoración desmedida de la plusvalía, a la propiedad. En juego hay según ha tasado Caballas 5 millones de euros que se ahorrarían las empresas en pagos a la Ciudad Autónoma, de ahí que la coalición no haya dudado en calificar el asunto de "pelotazo".

“El objetivo es darle vida a la plaza y para ello proponemos un cambio en el uso y aumentar el espacio comercial”, ha insistido Néstor García, enterrando con esa intencionalidad que manifestó “política” el uso original recogido en el Plan General de Ordenación Urbana vigente que dotaba a toda la manzana de un uso eminentemente cultural y en cuya defensa históricamente ha intervenido el Partido Socialista del Pueblo de Ceuta (PSPC), llegando incluso a ganar la guerra en los tribunales.

Ahora el nuevo frente de batalla, por el que Caballas (PSPC más UDCE), no dudan en anunciar otro nuevo frente judicial si se mantiene la actual plusvalía a favor de la empresa, está en eso mismo, en la valoración del intercambio entre propiedad y Ciudad Autónoma. Todos hasta ahora obvian aquel primigenio espíritu del Plan General de Ordenación Urbana –gestión y acusaciones de pelotazos al margen- que pretendía hacer de ese espacio el núcleo de la vida cultural de la ciudad. Hoy por hoy, su uso cultural se reduce al teatro, al conservatorio y a las oficinas de la Consejería de Educación y Cultura. Si finalmente sale adelante el convenio, la mitad del complejo diseñado por el prestigioso arquitecto portugués, Álvaro Siza, para esos fines culturales acabará siendo de uso comercial.

El Ejecutivo no ha encontrado en los años que lleva finalizada la obra –más de un lustro, se inauguró el 24 de febrero de 2011- un uso cultural con el que llenar el espacio. Seis años y medio después uno de los edificios de un complejo cuyo coste oscila entre los 60 y los 80 millones de euros de las arcas públicas, según quién haga la valoración, uno de los edificios del complejo sigue sin uso alguno.

“Si hemos errado en cálculos y mediciones y algo lo demuestra, corregiremos”, ha adelantado Nésetor García que ha repasado el proceso a seguir desde ahora. Primero la Secretaría General de la Ciudad certificará que no hay más alegaciones presentadas –el plazo se cerró el 19 y aún podrían llegar por correo certificado-. Después se pondrán en manos de los técnicos para que estudien las al menos dos presentadas por Caballas y el COACE, que inciden en los mismos errores de cálculo que favorecen a la propiedad, banco Mare Nostrum (recientemente absorbido por Bankia) y Corsan.

Si los técnicos municipales decidieran dar la razón de manera sustancial a alguna de las dos reclamaciones el convenio volvería a salir a información pública con las modificaciones, de lo contrario iría directamente al Pleno para su aprobación.

En el primer escenario queda también por resolver la incógnita de que posición tomará la propiedad que ha bendecido un acuerdo que según las dos alegaciones presentadas le favorece enormemente (5 millones de euros). Aunque el consejero ha adelantado que su voluntad es la de resolver el asunto. García además se ha mostrado convencido de la legalidad de los pasos dados por el Gobierno y por su área, ya que sometió el acuerdo a la revisión de los técnicos del Ministerio de Fomento. “No queríamos meter la pata lo más mínimo”, ha explicado.