SIN DISCREPANCIA INTERNA EN UN AÑO

La Federación de Asociaciones Juveniles pone en evidencia a Jóvenes por la Dignidad y le pide reconsiderar su salida

La Federación de Asociaciones Juveniles pone en evidencia a Jóvenes por la Dignidad y le pide reconsiderar su salida
Miembros de Jóvenes por la Dignidad./archivo
Miembros de Jóvenes por la Dignidad./archivo  

La Federación de Asociaciones y Secciones Juveniles de Ceuta (FAJC) ha respondido este viernes a la asociación Jóvenes por la Dignidad que el pasado miércoles se despachó contra el organismo con un duro comunicado en el que explicaba que hacía dos meses que había pedido su salida del mismo organismo por considerarlo poco democrático en su funcionamiento y cargar contra su presidenta. Lo ha hecho a través de un comunicado que firman todas las entidades juveniles representadas en el FAJC, en el que desmienten las acusaciones de la sección juvenil del MDyC, poniéndola en evidencia, y a la vez le piden a los jóvenes dignos que "reconsideren"  su decisión de irse, es decir, les piden que vuelvan o no materialicen su slaida, de la Federación para con su labor cambiar lo que no les guste como funciona.

Ni “opacidad” ni “falta de democracia”, según los firmantes del comunicado del FAJC de este viernes y sí “sorpresa”.

Las entidades juveniles recuerdan que Jóvenes por la Dignidad “ha ocupado durante un año el cargo de Vicepresidencia” de ahí la sorpresa por que “haya decidido hace pocas fechas mostrar su dimisión por ‘opacidad y falta de democracia’, más aún cuando en la carta de dimisión del ex vicepresidente alegaba que dejaba el puesto por ‘motivos estrictamente personales’. Un año donde han ocupado la segunda mayor responsabilidad de representación y ejecución de los estatutos y han sido partícipes, por tanto, de todas las iniciativas y decisiones internas que se han ido adoptando sin mostrar en ningún caso ninguna queja al respecto”.

Más aún les sorprende la acusación de “falta de democracia” sobre el funcionamiento del FAJC “cuando no participan en ningún plenario desde el mes de septiembre, no optando tampoco a proyectos o actividades” y para reafirmar esta trayectoria las entidades juveniles señalan a las actas de las reuniones “donde se pueden observar los temas tratados, las aportaciones de las delegadas de las entidades y las decisiones votadas, la mayoría de ellas por unanimidad de los miembros asistentes”.

También niegan las entidades juveniles que exista “opacidad de la gestión, en caso económica”. Y apuntan que “no tiene sentido al ser una organización fiscalizada desde la Administración, que presenta su memoria y justificaciones en tiempo y forma, siendo cada año muy escrupulosas con el dinero público que se recibe. En caso organizativo volvemos a decir lo mismo que lo mencionado anteriormente, han sido parte durante un año de la gestión y nunca han mostrado su disconformidad internamente, siendo partícipes de lo sucedido”, ha reafirmado el FAJC.

 “Del mismo modo, nos asombra que una entidad que ha ostentado durante un año la Vicepresidencia de la Federación no conozca el proceso para hacer efectiva la salida del órgano”,  prosigue su comunicado el FAJC. Y es ahí donde está la clave de la tardanza en ejecutar la petición de salida de Jóvenes por la Dignidad del organismo juvenil. Los jóvenes del MDyC pidieron la baja el 19 de febrero, por motivos “estrictamente personales” en el caso de la dimisión de la vicepresidenta, si bien los estatutos de funcionamiento del foro marcan que no se ejecuta la petición hasta que se reúna de forma ordinaria el Pleno del organismo, algo que no ha pasado "hasta hoy". Es decir, sólo una vez se reuna el organismo en sesión ordinaria -la de este viernes no lo era- se podrá ejecutar la petición de modo formal de Jóvenes por la Dignidad de hacer efectiva su salida del organismo. Esa reunión ordinaria está programada para el mes de abril, si bien la dimisión de la vicepresidenta sí se hace efectiva desde el mismo momento que presentó su dimisión.

Y a pesar de todas estas discrepancias las organizaciones juveniles que firman el comunicado aseguran sentir “tristeza” por “la marcha de Jóvenes por la Dignidad. No por ser una entidad excesivamente participativa, ya que las actas demuestran que su participación es en muchos casos testimonial, sino porque en democracia se cambian las cosas que se consideran que hay que cambiar participando, no aislándose y criticando la labor altruista de otras personas jóvenes. Si Jóvenes por la Dignidad cree realmente que hay que modificar la gestión de la FAJC, interlocutor válido entre la juventud y la Administración, les animamos a presentar en el próximo proceso electoral una candidatura alternativa que ostente la mayoría de la Asamblea” y las entidades firmantes se preguntan “¿se imaginan al partido político matriz de Jóvenes por la Dignidad no presentándose a las elecciones municipales por considerar que el Gobierno de la Ciudad Autónoma es ‘opaco’ o ‘antidemocrático’? Seguro que no, por tanto, si insistieran en abandonar la Federación e intentar dañarla con acusaciones, demostradas falsas, actuarán de manera irresponsable y probablemente interesada”.

Así, la Federación tiende la mano y espera “su rectificación porque en participación juvenil nadie sobra y creemos que Jóvenes por la Dignidad, como otras organizaciones juveniles pueden y deben seguir participando en los espacios juveniles donde se pueden consensuar y alcanzar objetivos que son en beneficio de la juventud de Ceuta”.